Apoyo del G-77 y China


LES ENVIARON UNA NOTA A GRIESA Y A LA CORTE

La nota resalta la “preocupación sobre las serias consecuencias de la sentencia de la Corte norteamericana y el fallo de Griesa, que van más allá de Argentina y que podrían afectar a otros países.”

El Grupo de los 77 países en desarrollo (G-77) + China envió una carta al juez neoyorquino Thomas Griesa, a la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos y al secretario de Estado, John Kerry, en la que expresaron su “plena solidaridad y apoyo a la Argentina” frente a la negociación con los fondos buitre. En la nota, firmada por el presidente del G-77 + China, Sacha Llorenti Soliz, se resalta la “preocupación sobre las serias consecuencias de la sentencia (de la Corte norteamericana y el fallo de Griesa), que van más allá de Argentina y que podrían afectar a cualquier país enfrentando situaciones similares”.

La declaración de este grupo de países surgió tras el encuentro llevado adelante anteayer por el organismo en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, en el cual participaron el canciller, Héctor Timerman, y el ministro de Economía, Axel Kicillof.

El texto destaca que las decisiones judiciales de Estados Unidos podrían “tener consecuencias sistémicas adversas, ya que la renegociación voluntaria de deudas y las reestructuraciones de deudas podrían convertirse en procesos complejos, si no imposibles”, detalló el documento. Antes de la reunión con Timerman y Kicillof, el G-77 + China había reunido a los presidentes en Bolivia, donde estuvo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En este texto, los países llamaron a llevar adelante un “proceso que promueva condiciones de negociación justas y equilibradas para resolver esta disputa, teniendo en cuenta los intereses del ciento por ciento de los tenedores de bonos”.

La carta enviada a Griesa, Kerry y a la Corte Suprema recordó además que en la Declaración de Santa Cruz, firmada en Bolivia hace diez días, los jefes de Estado y representantes de gobierno del G-77 + China señalaron que “una nueva preocupación emergió relacionada con las actividades de los fondos buitre”.

“Los recientes ejemplos de las acciones de estos grupos de poder en tribunales internacionales han revelado su naturaleza altamente especulativa. Tales fondos representan un riesgo para todos los procesos de reestructuración de deuda futura, tanto para países en desarrollo como desarrollados. Por lo tanto, hacemos hincapié en la importancia de no permitir a los fondos buitre paralizar los esfuerzos de reestructuración de deuda de los países en desarrollo”, indicó el G-77 + China. “Estos fondos no deberían sustituir el derecho de un Estado de proteger a su pueblo bajo la ley internacional”, agregó Sacha Llorenti Soliz.

Por último, el escrito reiteró “la urgente necesidad de la comunidad internacional de examinar opciones para un mecanismo internacional de resolución de deuda eficaz, equitativo, duradero, independiente y orientado al desarrollo”. En este sentido, llamó a todos los países a promover y contribuir a las discusiones en las Naciones Unidas y otros foros internacionales.

Anterior El Círculo Médico denunciará por estafa a 3 de los médicos “truchos”
Siguiente El Africa negra, ¿deja de estar verde?