Autorizaron a ingresar a Córdoba al padre de la mujer que murió de cáncer


22 de agosto de 2020 

Un juez federal le permitió el traslado desde Neuquén, luego de que autoridades sanitarias le impidieran entrar a la provincia por carecer de hisopado por coronavirus.

El juez Federal de Córdoba, Ricardo Bustos Fierro, emitió en la tarde de este viernes una resolución para que el padre y una tía de Solange Musse, la mujer de 36 años que murió como consecuencia de un cáncer en la capital provincial, se trasladen desde Neuquén para participar de la ceremonia de sepelio.

El magistrado “procede hacer lugar a la medida autosatisfactiva solicitada” por Pablo Matías Musse y Paola Oviedo para que “se trasladen por las rutas provinciales y/o nacionales desde la localidad de Plottier, Neuquén, por las provincias de Río Negro, La Pampa y Córdoba, hasta la localidad de Alta Gracia (Córdoba), y/o donde se desarrolle el sepelio”, detalla el texto resolutivo.

En el viaje deberán “limitarse en el trayecto a las paradas sanitarias mínimas indispensables, con todos los resguardos sanitarios pertinentes”.

Solange murió este viernes en la ciudad de Córdoba como consecuencia de un cáncer, y a sabiendas de que su estado era terminal había pedido ver a su padre, con residencia en la localidad neuquina de Plottier, quien no pudo ver a su hija porque le impidieron el ingreso a la provincia en un control policial y sanitario.

La mujer se encontraba en la localidad cordobesa de Alta Gracia en tratamiento por un cáncer de mama grado cuatro y, según la información de los familiares, en la mañana sufrió una descompensación y fue derivada al Sanatorio Allende, de la capital de Córdoba, donde murió a poco de ingresar.

“Mi papá lo es todo. Estoy muy triste, ansiaba ver a mi papá. Quiero que entiendan que mientras viva tengo mis derechos y quiero que sean respetados”, había manifestado Solange en una carta que se había viralizado en las redes sociales.

Pablo Musse había partido el 15 de agosto en su auto hacia Córdoba, desde Neuquén, para ver a su hija y al llegar el domingo pasado a la localidad cordobesa de Huinca Renancó, en el límite con La Pampa, no lo dejaron ingresar porque no contaba con el hisopado negativo en coronavirus, por lo que lo obligaron a regresar a Neuquén escoltado por varios patrulleros policiales. No obstante, en el control sanitario de Huinca Renancó fue sometido a un hisopado que, según se supo después, había dado resultado negativo en coronavirus.

Anterior Congelan hasta fin de año las tarifas de telefonía móvil, internet y TV paga
Siguiente Renunciaron los abogados del intendente Aybar