Brasil eliminó a Chile de la Copa del Mundo en un partido épico


 

En Belo Horizonte, el equipo de Scolari ganaba con un gol en contra de Gonzalo Jara en un tiro de esquina, pero Alexis Sánchez empató el juego. Tras una prórroga cargada de emociones, el anfitrión ganó por penales y sigue con vida en su casa

Cuando Sampaoli sacó a Eduardo Vargas y puso a Feilpe Gutiérrez, el mensaje fue claro. Si cambió a su hombres más ofensivo por un volante, era porque quería una presión menos apresurada, sin tanto ímpetu.

Pero un siendo menos vehemente, la primera línea de Chile se colocaba en la mitad del campo y obligaba al repligue posicional de Brasil. Con jerarquía, autoridad y dominio, “La Roja” se adueñó del desarrollo del partido.

Jo entró por Fred y Ramires por Paulinho. Scolari quiso refrescar al equipo con cambios “hombre por hombre”, sin alterar el dibujo táctico, tampoco la estragia. Sólo la calidad individual. También se movió el banquillo chileno con el ingreso de Pinilla por Arturo Vidal, que se fue agotado.

En la prórroga se vieron propuestas conservadoras. Por no querer cometer errores, tanto Brasil como Chile arriesgaron poco. Hulk se transformó en lo mejor del partido, junto conClaudio Bravo, que mantuvo el empate con grandes atajadas. A un minuto del final, Pinilla rompió el travesaño con un tiro potente.

El destino quería que todo se definiera por penales. Con la oportunidad de poner la serie 3-3,Gonzalo Jara estrelló su tiro en un poste y la clasifiación fue para Brasil. Primero Pinilla, luego Jara. La suerte estuvo en manos del anfitrión, que se vio superado en algunos pasajes del partido, pero volvió a eliminar a Chile de una Copa del Mundo, como en 1998 y en 2010.
Anterior El Africa negra, ¿deja de estar verde?
Siguiente Luz verde para crear una nueva fiscalía en Belén