Cantero decidió no renunciar


› DESPUES DE HABER AMAGADO CON IRSE TRAS LA DERROTA EN JUNIN

Las presiones que sufre para que deje la presidencia de Independiente parecen haberlo galvanizado, aunque un grupo de hinchas le pedía anoche en la sede que resignara el cargo mientras la CD se reunía en el misterio. Pintadas y aprietes.

En las agitadas horas que vive Independiente, después de la derrota del lunes ante Sarmiento de Junín, el titular de Independiente, Javier Cantero, despejó rumores sobre su posible renuncia y confirmó su continuidad en el cargo, aunque la posibilidad de una convocatoria a elecciones anticipadas sigue rondando. La caída del lunes fue la cuarta en una racha de ocho partidos sin victorias que lleva el equipo de Omar De Felippe en la B Nacional.

El dirigente ratificó su permanencia en una reunión de Comisión Directiva, cuyo escenario cambió dos veces para dispersar la atención de los medios, en una jornada que amaneció con pintadas en la sede del club de Avellaneda contra el presidente, a quien anoche un nutrido grupo le reclamó el alejamiento.

Mientras Defensa y Justicia es líder del torneo con 57 puntos, seguido por Banfield con 56, Independiente fue alcanzado por Instituto en el tercer puesto de la tabla, la última de las posiciones de ascenso: suman 45 puntos y son asediados por Crucero del Norte (43), Sarmiento (43), San Martín (42) y Atlético Tucumán (42) cuando todavía le restan doce fechas al certamen.

Antes del cónclave directivo, el propio Cantero confirmó que “en ningún momento” presentó su dimisión y relacionó la información con “versiones periodísticas” ante el nuevo traspié en el campeonato. Más tarde, el presidente lo ratificó ante sus pares de CD en una reunión que se llevó a cabo en Tacuarí al 200, donde se acordó una apertura política desde hoy para consensuar con todo el arco opositor.

El vocal Daniel Siciliano admitió tras el encuentro que se “manejaron todas las alternativas”, en relación con la posibilidad de adelantar las elecciones de diciembre próximo. “Javier está a disposición de lo que la CD decida para el bien del club. No renunció ni nadie le pidió firmemente su salida, sólo se acordó una ronda de reuniones con la oposición que se producirá desde mañana (por hoy)”, respondió.

Siciliano explicó que la amenaza de renuncia de Cantero en el vestuario de la cancha de Sarmiento se trató simplemente de “un comentario que hizo ofuscado” después del nuevo revés futbolístico. El presidente eludió las declaraciones públicas tras la reunión de la CD; sin embargo, otros directivos no pudieron evitar ser interceptados e increpados por una decena de hinchas que lograron averiguar dónde se llevaba a cabo la reunión, exigiendo sin violencia pero con vehemencia un ordenamiento institucional ante a la crisis. “No se descarta que haya elecciones anticipadas, pero con Independiente en la A” afirmó el vocero de la CD. Sobre la avenida Mitre en Avellaneda, cientos de hinchas se congregaron para reclamar la renuncia del presidente y algunos de ellos estuvieron muy cerca de cruzarse con fanáticos de Racing, que se dirigían en micros rumbo al Obelisco porteño para celebrar el 111 aniversario del club.

La sede de Independiente fue desde temprano el escenario del repudio popular. A primera hora, amaneció con pintadas anónimas que pedían la renuncia de Cantero y el alejamiento de Insúa. Ante la agresión, el edificio fue cerrado y vallado por la policía para contener el descontento. El barrabrava Pablo “Bebote” Alvarez, enfrentado a Cantero, se presentó en la sede para anunciar su idea de formar una agrupación política y presentar su candidatura a presidente. Para colmo, ayer se supo que el defensor Velázquez se rompió los ligamentos cruzados de su rodilla derecha y estará afuera de las canchas por seis meses, por lo que el técnico De Felippe deberá rearmar la última línea para el partido ante Talleres de Córdoba.

Anterior El Tribunal les dijo que no
Siguiente La Provincia entrega más de 45.000 guardapolvos