Catamarca participó de la mesa de pueblos indígenas para la puesta en valor del Qhapaq Ñan

31

Comunidades indígenas de diversas provincias se reunieron para compartir ideas para la puesta en valor de los tramos de camino ancestral y sitios arqueológicos del Qhapaq Ñan y al finalizar realizaron un homenaje a la Pachamama.

La Secretaría de Cultura de la Nación a través del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL) y junto con el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) convocaron a las provincias de Catamarca, Jujuy, Salta, Tucumán, San Juan y Mendoza para reunir a representantes de las trece comunidades de pueblos indígenas que integran la región argentina de Qhapaq Ñan, Sistema Vial Andino.

Se trató de la primera reunión de la Mesa Indígena del Qhapaq Ñan, un espacio de diálogo e intercambio entre los pueblos indígenas que integran este proyecto para fortalecer y visibilizar el patrimonio cultural inmaterial asociado. Este encuentro, que se realizó en la sede del INAPL e inició con un una ceremonia de homenaje a la Pachamama, tuvo como objetivo consolidar las funciones y los objetivos de la Mesa, así como identificar y compartir los elementos de la cosmovisión indígena que siguen arraigados en los territorios.

La conformación de esta mesa se enmarca en los procesos de planificación participativa que se llevan a cabo para incluir a las provincias y sus comunidades locales en la construcción de un sistema gestión del Qhapaq Ñan. Argentina es el único país que conformó una Mesa de Pueblos Indígenas con representantes de todas las comunidades asociadas a los sitios arqueológicos y tramos del camino.

Victoria Sosa, secretaria técnica del proyecto Qhapaq Ñan Argentina, destacó: “Desde hace tres años que estamos en un proceso de elaboración del Plan de Gestión Maestro donde todas las acciones y premisas son producto del diálogo. Es fundamental que este proyecto lleve un beneficio para las comunidades y fomente el desarrollo local. La conformación de esta mesa es fundamental para que esto suceda, esto es un hito dentro de la historia del Qhapaq Ñan”.

Los referentes indígenas expresaron la importancia de participar en este espacio, Liliana Claudia Herrera, de la comunidad Guaytamari, Uspallata, Mendoza, manifestó: “La senda andina es camino vivo porque allí estamos nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos. Allí habitan también nuestros antepasados, escuchamos sus voces a través del ruido del viento, del agua, de las piedras. Tenemos una gran responsabilidad, es un hito histórico para el mundo indígena”.