Con una lección despidió al monarca


› CON UNA ACTUACION INOLVIDABLE, CHILE VENCIO 2-0 A ESPAÑA Y SE CLASIFICO A LA OTRA RONDA

El conjunto de Sampaoli se impuso con goles de Vargas y Aránguiz en laprimera parte y eliminó al vigente monarca, que de esa manera cierra un ciclo brillante, con dos Eurocopas y un Mundial.

Desde Río de Janeiro

“E-li-mi-na-dos, e-li-mi-nados”, empezaron a cantar los chilenos, extasiados con el partido y el resultado, diez minutos antes del final. Estaban despidiendo al campeón del mundo del 2010 y le bajaban el telón a un ciclo fenomenal, mientras celebraban lo que hasta aquí es su victoria más importante en el historial de la Copa del Mundo. Se dirá que en el ’62, cuando fueron locales, terminaron terceros, pero esto fue superior por el marco, por el rival y por el corazón y el fútbol que desplegaron para redondear una victoria clara, contundente e inapelable.

Un detalle, si se quiere secundario de la previa, puede servir para empezar a pintar el partido. Los hinchas chilenos que colorearon el Maracaná no seconformaron con la introducción musical del himno, que en estos casos es bien cortita, y le metieron para adelante. Se lo cantaron completito “a capella” y los jugadores acompañaron desde abajo dando a entender que habían entendido el mensaje. Y en el arranque del juego lo empezaron a cascotear a Casillas como para que toda España se diera cuenta de que la cosa iba en serio, que iban a plantear el duelo de igual a igual. Y más que eso, dominaron el centro de la escena aunque, de a ratos, parecía que resignaban la posesión de la pelota y se limitaban a esperar. Los muchachos del obsesivo Sampaoli manejaron el juego con inteligencia, con coraje, con la buena técnica de Alexis Sánchez, de Vidal, de Aránguiz, de Vargas. Hicieron un gol fenomenal con toque, taco, galera y bastón, y un rato más tarde remataron con un tiro cruzado después de un rebote en Casillas para sentenciar el asunto en el primer tiempo. Del segundo período se encargó el arquero Bravo, que desvió por lo menos tres remates con destino de gol, y una defensa bien plantada.

España maquilló un poco, un poquito, su actuación en el segundo tiempo. Iniesta, perdido sobre la izquierda en el primer tiempo, sostuvo los jirones de la bandera del toque, para que la derrota no resultase tan humillante. Pudo descontar España y también se pudo haber comido algún gol más, porque su búsqueda tozuda le abría espacios a la contra. Y cada vez que agarraba la pelota Alexis Sánchez amenazaba con corridas con final de recorrido en el arco de Casillas.

Los chilenos de afuera le pusieron música y letra al baile de adentro. No pararon nunca de cantar, se divirtieron (mucho más de lo que lo habían hecho los hinchas argentinos en ese mismo estadio el domingo) y mantuvieron callados a los brasileños, lo que no es poco decir. Los españoles, mientras tanto, hicieron mutis por el foro muy pronto, acompañando la defunción de un gran ciclo.

El mazazo del 5-1 contra Holanda, sumado al primer gol, fruto de una maniobra colectiva propia de los mejores momentos de ellos mismos, fue demasiado para los muchachos de Del Bosque. Los esperan momentos durísimos, porque la prensa española será implacable con ellos y no faltarán los que pidan la vuelta de aquella furia que tanto daño les ha hecho en otros tiempos. Ojalá que no, que nadie se apresure a decretar la muerte de la ideología del toque. Se terminó el ciclo de la selección, poco después de que también acabara el del Barcelona y nada más.

A la banda de Sampaoli no le van a pedir mucho más, al menos por ahora, y para ellos todo será color de rosa en estos días. Pero el técnico y sus agrandados jugadores seguramente irán por más. En la próxima fecha los espera Holanda, en el cierre de la primera parte. El que salga segundo de los dos –en caso de empate será Chile–, lo más probable es que tenga que enfrentarse con Brasil en los octavos de final. Pero a esta altura hasta cabe suponer que a los chilenos no les importa demasiado.

 

Estadio: Maracaná.

Arbitro: Mark Geiger (Estados Unidos).

Goles: 20m Vargas (Ch); 43m Aránguiz (Ch).

Cambios: 45m Koke por Xabi Alonso (E); 63m Torres por Costa (E) y Gutiérrez por Aranguiz (Ch); 75m Cazorla por Pedro (E); 78m Valdivia por Vargas (Ch); 87m Carmona por Vidal (Ch).

Compartir:

Twitter

 

 

Anterior Ariza explicó las razones por las que se van los funcionarios
Siguiente Ante el rechazo opositor, Aredes busca recursos para asegurar los sueldos