Decretan el toque de queda en Liberia para frenar el ébola


EL PAÍS MÁS AFECTADO

La presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, tomo la decisión para combatir su expansión en el país más afectado por el virus, donde ya murieron 466 personas desde que surgió el brote en marzo pasado.

La medida regirá por las noches, desde las 21.00 hora local (18.00 hora argentina) hasta las 6.00 (3.00 hora argentina).
“Desde el miércoles habrá un toque de queda desde las 9.00 PM a las 6.00 AM”, dijo Johanson-Sirleaf en un discurso a la nación pronunciado anoche, según reproduce la agencia de noticias Efe.

En otra de las medidas adoptadas, la presidenta decretó el cierre de todos los centros de ocio desde las 18.00 hora local.

Además, las autoridades pusieron en cuarentena los populosos barrios de West Point, en la capital, Monrovia, y Dolo Town, situado en el condado de Margibi, a una hora de la capital.

“Esto significa que no habrá entradas ni salidas de estas áreas”, dijo Johnson-Sirleaf.

Según la líder liberiana, que pidió colaboración a los ciudadanos, las medidas “buscan salvar vidas y hacer los esfuerzos del Gobierno para combatir la enfermedad más efectivos y rápidos”.

La presidenta se felicitó por “algunos éxitos” en la lucha contra el brote, pero reconoció, visiblemente enojada, que el país está lejos de haber controlado la extensión del virus debido a la negación del problema, la resistencia a abandonar los entierros tradicionales y a seguir los consejos de médicos y el Gobierno.

Según el último recuento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde el pasado marzo la epidemia cobró la vida de 1.229 personas e infectó a 2.240 en África Occidental.

Anterior Y Mafalda sigue haciendo escuela
Siguiente El multimedios vende siete canales