Diez obras de Perón que cambiaron la vida en Argentina y aún perduran


A 75 años del nacimiento, el peronismo se puede sentir para los peronistas, pero se puede ver y tocar por todas y todos. Diez iniciativas justicialistas vigentes.

Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar“, dijo Juan Domingo Perón. ¿Hizo? En nueve años de gobierno, el justicialismo cortó la cinta de 76.230 obras públicas. Desde que comenzó su gestión como secretario de Trabajo y Previsión hasta que la Revolución “Fusiladora” lo derrocó en un hecho inédito de la historia política contemporánea universal, Fuerzas Armadas bombardeando a su propio pueblo, el teniente general de Lobos que se erigió como conductor un 17 de octubre de 1945 fue el motor de decisiones políticas que aún perduran en la vida cotidiana de los argentinos.

En 1972, Perón mencionó en rueda de prensa a los radicales, los socialistas, los conservadores y otros partidos menores como las fuerzas políticas que podrían disputar el poder en caso de que retornara la democracia a la Argentina. Un periodista le preguntó por el peronismo y El General contestó que “peronistas somos todos”. Esa afirmación es para algunos la 21° verdad peronista y para otros una mentira irrefutable, según el lado de la grieta en que se paren. Lo que nadie puede negar es que a 75 años de su surgimiento, el peronismo cambió la Argentina y muchas de sus obras aún están vigentes, son palpables y tangibles. ¿Un top ten? Demasiado ambicioso por la imposibilidad de relevar tamaña cantidad. La propuesta es un racconto de diez obras que tienen vigencia en la cotidianeidad.

DIEZ OBRAS DE PERÓN QUE CAMBIARON LA ARGENTINA

1) Aguinaldo y vacaciones (1945)

El aguinaldo se instituyó por decreto 33.302/45 y representa el pago de un sueldo anual más para cada trabajador o la doceava parte de lo que cobró durante el año. El 23 de enero de 1945, la Secretaría de Trabajo y Previsión a cargo del entonces Coronel Juan Domingo Perón, proclamó el Decreto N° 1440, mediante el cual se habilitó a los trabajadores argentinos a gozar de un período de vacaciones pagas. Quizás esos dos derechos adquiridos por los trabajadores fueron el motor para llenar la Plaza de Mayo aquel soleado 17 de octubre de 1945.

2) Banco Central (1946)

Edelmiro J. Farrell modificó el funcionamiento de las instituciones financieras del país. El 25 de marzo nacionalizó el Banco Central con el decreto-ley 8503/46 y el 24 de abril reorganizó el Régimen de Depósitos bancarios con el decreto-ley 11.544/46. Según Antonio Cafiero fue la “primera medida del gobierno electo el 24 de febrero” que consagró la fórmula Perón – Quijano de lo que era el Partido Laborista. Hasta entonces, era administrado por entidades públicas y privadas nacionales y extranjeras. El control de la banca le permité al justicialismo poner en marcha la medida más revolucionaria: el IAPI. El Instituto Argentino de Promoción del Intercambio era dirigido por Miguel Miranda, el gran negociador de Perón, y fue el motor de la industria argentina.

3) Policlínicos (1946-1951) Tren Sanitario (1951)

Entre 1946 y 1951 se construyeron 21 hospitales con una capacidad de 22.000 camas. La Fundación Eva Perón construyó policlínicos en Avellaneda, Lanús, San Martín, Ezeiza, Catamarca, Salta, Mendoza, Jujuy, Santiago del Estero, San Juan, Corrientes, Entre Ríos y Rosario. Con el impulso de Ramón Carrillo, un tren sanitario recorría la Argentina durante cuatro meses al año. Esta iniciativa aún perdura y hasta fue sostenida por el gobierno de Mauricio Macri.

4) Ferrocarriles Argentinos (1948)

“Los compramos todos sin plata”, dijo Juan Domingo Perón a Pino Solanas y Octavio Gettino en 1971. “¿Cómo vamos a pagar 10 mil millones de pesos por fierros viejos?”, le dijo Miguel Miranda a los británicos cuando comenzó la negociación. A puro “regate” y hasta con un ofrecimiento de soborno, rechazado, se compraron por 2 mil 29 millones de pesos. La anécdota la cuenta “El General” desde Puerta de Hierro con su inconfundible retórica y su inigualable tono de voz. El 13 de febrero de 1947 se firmó el acta de compra y el 1 de marzo de 1948, el gobierno argentino tomó formal posesión de los ferrocarriles británicos.

5) Barrios porteños y Ciudad Evita (1948)

La Ley de Propiedad Horizontal de 1948 reguló el mercado inmobiliario. Durante el primer Plan Quinquenal se construyó medio millón de viviendas. En la Ciudad se hicieron barrios enteros con chalets o monoblocks para los trabajadores. Perduran el barrio 17 de Octubre en Villa Pueyrredón, el Juan Perón junto a la Avenida General Paz y atrás del Parque Sarmiento, el Caferata en Parque Chacabuco, Los Perales de Mataderos, Simón Bolívar y Balbastro en Flores. El ícono de las viviendas peronistas el Ciudad Evita, una localidad del Conurbano que vista desde el aire pareciera formar el perfil con el íconico rodete de la “Jefa Espiritual de la Nación”. Pese a que los nombres fueron cambiados por la “Fusiladora”, los barrios resisten el avance de la modernidad, de los edificios con ammenities y SUM y albergan a miles de familias trabajadoras argentinas.

6) UTN (1948) Universidad gratuita (1949)

El 22 de noviembre de 1949, mediante el Decreto 29.337/49, el entonces presidente Juan Domingo Perón estableció la enseñanza gratuita en las universidades nacionales. Córdoba, Buenos Aires, Litoral, La Plata y Tucumán tenían casas de altos estudios. Durante el justicialismo se creó la Universidad Tecnológica Nacional. Actualmente es la cuarta casa de estudios con más alumnos del país y cuenta con sedes en varias ciudades.

7) Aerolíneas Argentinas (1950)

¿Existe empresa argentina más representativa en el exterior? La línea aérea de bandera fue fundada un 14 de mayo de 1950. Juan Domingo Perón además inauguró el Aeropuerto Internacional de Ezeiza que luego fue nombrado como “Ministro Juan Pistarini” en homenaje al titular de la cartera de Obras Públicas durante la primera presidencia justicialista.

8) Televisión (1951)

Jaime Yankelevich (padre de Samuel, abuelo de Gustavo, bisabuelo de Romina y Tomás) era el dueño de Radio Belgrano. Provenía de una familia de importadores de transmisores radiales y se la jugó en septiembre de 1951 a importar equipos para transmitir televisión en Argentina. El 17 de octubre de 1951 fue el lanzamiento oficial. Desde la Plaza de Mayo inició su transmisión en vivo LR3 Radio Belgrano Televisión. En aquel Día de la Lealtad llegó para quedarse para siempre la tele a la Argentina.

9) Energía Atómica (1950)

Al margen de la fallida fusión nuclear que se transformó en excursión para turistas y egresados en San Carlos de Bariloche (Proyecto Richter – Isla Huemul), Perón apostó a la energía nuclear para la Argentina. La Comisión Nacional de Energía Atómica fue creada el 31 de mayo 1950. El 22 de abril de 1955, firmó el convenio que lo creó como Instituto de Física de Bariloche (hoy Instituto Balseiro) en el Centro Atómico de Bariloche. Unos 7677 Gigawatts por hora son generados en las centrales Atucha y Presidente Dr. Nestor Carlos Kirchner en Lima.

10) industria automotriz, motociclística y aeronáutica (1950)

En 1950, el Autoar 1900 fue el primer sedán fabricado en Argentina. En 1951, Jorge Antonio, empresario amigo fiel de Perón en su apogeo y leal en el exilio, convenció a los alemanes de establecer Mercedes-Benz Argentina en el país. El gran salto se da con la instauración de Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME) que fabricaría la pickup Rastrojero, las motos Puma y el avión Pulqui, todos diseños y desarrollos argentinos. En 1954, llegará Fiat a Córdoba bajo el paraguas del IAME y en 1955 Industrias Kaiser Argentina (IKA) también llegarán a la “Docta” para en un futuro desarrollar el inolvidable Torino. Hasta Perón, los autos, motos y aviones argentinos eran patriadas artesanales. Hoy la industria automotriz argentina está entre las 20 más importantes del mundo y genera unos cien mil puestos de trabajo con sueldos medios y altos directos e indirectos.

Tarea más que difícil fue recortar 10 obras de 76.230 y sumar decisiones políticas y económicas que marcaron al gobierno más importante del siglo XX de la Argentina. “Fuera de concurso” en este listado está el voto femenino por considerarlo, si bien decisión política de Perón, el gran legado de Evita.

Es que más allá del cemento, destacado por el primer presidente latinoamericano que fracasó en su intentó de reelección como algo que se puede tocar, quizás el peronismo no es una ni 76 mil obras sino que el gran objetivo es la del felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación, aunque lo que lo mantiene vivo tras 75 años en los que hubo bombas, proscripción, fusilamientos, desaparecidos y hasta lawfare es que por el peronismo un nene o una nena pueden tener su bicicleta, su pelota o su muñeca -ya sea porque se la otorgan o porque su familia cobra el aguinaldo y se la dejan en el arbolito- o puede comerse un “Yogurito” en Tecnópolis después de pasear una tarde de sol.

A 75 años del 17 de octubre, más allá de los anti o de los militantes, el justicialismo se ratifica como el movimiento que apunta a un objetivo primordial: la sonrisa de un pibe o una piba.

Anterior Se registraron 33 nuevos casos positivos de coronavirus en Catamarca
Siguiente Allanamientos en Belén y Andalgalá por red de porno infantil: hay una mujer involucrada