Encuentran el cadáver de tucumano que estaba desaparecido hace una semana


Anoche se realizaban los trámites para trasladar el cuerpo a Tucumán, donde hay 8 policías detenidos.

El cadáver de un hombre fue hallado ayer a la tarde dentro de bolsas en un descampado en una localidad cercana a Aconquija, departamento Andalgalá y los investigadores intentaban determinar si se trata de Luis Espinoza, el hombre que permanecía desaparecido desde hace una semana tras un operativo policial en Tucumán.

Fuentes de la investigación aseguraron que el cuerpo se hallaba dentro de bolsas negras y blancas en un precipicio de 150 metros y los pesquisas están convencidos de que Espinoza fue atacado y asesinado por policías y el cadáver fue arrojado en ese lugar, a unos 200 metros del límite con Tucumán.

La fiscal Mónica García de Targa, titular de la Fiscalía de Instrucción I del Centro Judicial de Monteros, confirmó que equipos de la unidad investigativa y del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) rescataron un cuerpo cerca de la localidad tucumana de Alpachiri, a unos 200 metros dentro del territorio catamarqueño y que todas las evidencias indican que se trata de Espinoza (31).

Por el caso, ya fueron detenidas diez personas, entre ellas ocho policías de Tucumán, dos de los cuales se cree que fueron quienes aportaron los datos para lograr el hallazgo del cuerpo.

Las autoridades judiciales tucumanas enviaron un exhorto a sus pares de Catamarca para que el cuerpo pueda ser trasladado a Tucumán, donde debe hacerse el reconocimiento por parte de familiares y posterior autopsia para determinar las causas de la muerte, pero hasta el cierre de esta edición, la Policía científica trabajaba en el lugar del hallazgo.

Si bien hasta que se cumpla con este trámite no se puede confirmar la identidad del fallecido, fuentes judiciales adelantaron que todos los indicios apuntan a que se trata de Espinoza, un vecino de la localidad de Melcho, departamento de Simoca, Tucumán.
El jefe del ECIF, Eugenio Agüero Gamboa y el personal a su cargo llegaron hasta el puesto caminero El Clavillo, para notificar a la Policía catamarqueña del hallazgo y también a la Justicia de esa provincia para iniciar el proceso para el traslado del cuerpo a Tucumán.

Cabe recordar que el hecho habría tenido su inicio el pasado viernes a la tarde, cuando el trabajador rural de 31 años y padre de seis hijos, se dirigía en caballo hacia la casa de su madre, en la localidad de Melcho, junto con su hermano Juan Antonio Espinoza.

En el trayecto pasaron por un predio donde se desarrollaba un festival de carreras cuadreras, pese a que estaba prohibida por el período de cuarentena y se detuvieron a observar. Pero minutos después llegó al lugar el personal policial y se generó un desbande, dijeron los investigadores.

Según su hermano, Espinoza fue tirado del caballo y golpeado por los policías, que lo trasladaron por la fuerza a un descampado y desde ese momento no se tuvieron noticias de él.

Los policías negaron esa versión y señalaron que fueron atacados por los asistentes a la cuadrera cuando ellos llegaron para exigir la suspensión de las carreras, ya que estaban violando el aislamiento obligatorio.

La hipótesis que sostiene la Justicia es que Espinoza pudo haber sido trasladado a esa sede policial antes de su desaparición.
Por el caso, se encuentran detenidos el comisario Rubén Montenegro, el oficial José Morales, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos José Paz Claudio Zelaya y Miriam González; y el agente Esteban Rojas González.
También fue detenido el vigía comunal Sergio Santillán, que realizaba tareas de vigilancia.

Anterior En Belén se realizó el Acto Central por los 210° Aniversario de la Revolución de Mayo
Siguiente La Liga española volverá la semana del 8 de junio