Entre el paro y el diálogo


LA CTERA SIGUIO EL PARO, OTROS GREMIOS SE REUNIERON CON EL GOBIERNO

La huelga nacional, que dejó sin clases a las escuelas públicas, terminó ayer, pero siguen los paros en varias provincias.

Con un nivel de adhesión que los dirigentes gremiales estimaron en un 90 por ciento, ayer se cumplió el segundo día del paro de 48 horas de la Ctera. La medida de fuerza dejó sin clases a las escuelas públicas; en cambio, las cuatro federaciones que integran la CGT de Antonio Caló, a la que pertenecen los maestros de colegios privados y de enseñanza técnica, levantaron la huelga acatando la conciliación obligatoria. Los cegetistas se reunieron además con el Gobierno y le presentaron una propuesta alternativa, que será discutida en la próxima reunión paritaria del miércoles.

Si bien que se retomen las negociaciones con una conciliación obligatoria promete 15 días sin conflictos nacionales, hoy continuarán los paros en cuatro distritos porque en simultáneo con la paritaria federal se están realizando las paritarias provinciales.

Este es el caso de la provincia de Buenos Aires, donde los maestros del Frente Gremial ratificaron la huelga de 72 horas (ver aparte) y hoy no darán clases.

El titular del Suteba, Roberto Baradel, advirtió que de no recibir de la gobernación bonaerense una propuesta mejor, la semana próxima los paros podrían continuar. Sin embargo, el gobernador Daniel Scioli aseguró que confía “en poder llegar a un acuerdo”. En ese sentido, dijo que ofreció un aumento salarial del “30,1 por ciento” y que “hay condiciones socioeconómicas razonables” para acordar porque “la proyección que tenía la inflación en diciembre y enero ha caído a partir de las decisiones que se han ido tomando” desde el Ejecutivo nacional.

“Vamos a hacer el máximo esfuerzo pensando en los 4,5 millones de chicos y los 8 millones de padres y todo lo que esto representa. Esto tiene un impacto para nosotros de 18 mil millones de pesos. La tenemos que remar y seguir expandiendo todos los sectores productivos y buscando, sin aumentar impuestos, luchar contra la evasión y recaudar la mayor cantidad de recursos genuinos”, agregó el mandatario.

Los maestros estatales también harán paro en Jujuy, Entre Ríos y un sector de Misiones, donde como los bonaerenses cumplen una medida de fuerza de 72 horas.

En Jujuy rechazaron una oferta salarial de aproximadamente el 30 por ciento efectuada por el gobierno provincial, pero acordaron volver a reunirse hoy para continuar con las negociaciones. La diferencia entre las partes se mantenía a raíz de que el gobierno rechaza blanquear una suma de 630 pesos otorgada el año pasado.

En Entre Ríos, los docentes de Agmer finalizarán hoy el paro de 72 horas, que según afirmaron “fue total”, y acompañaron con una marcha hasta la Casa de Gobierno para reclamar que la provincia mejore la oferta de aumento salarial del 22 por ciento en tres cuotas.

En Misiones, el Frente Gremial Docente y la UDA terminaron una huelga de 48 horas, pero los maestros alineados en el Movimiento Pedagógico de Liberación (MPL) extenderán la protesta hasta hoy.

Por otra parte, también Mendoza quedó a las puertas de un nuevo paro, después de que el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (Sute) rechazara la propuesta de aumento de 20 por ciento en tres tramos, más una suma de 500 pesos no remunerativa. Los dirigentes dijeron que hoy decidirán si extienden el plan de lucha, que ya postergó el inicio de clases en la mayoría de los colegios de la provincia.

Desde la CGT

Mientras tanto, los cuatro sindicatos docentes agrupados en la CGT que conduce Antonio Caló le presentaron al gobierno nacional una propuesta alternativa para tratar en la paritaria del miércoles.

La reunión se realizó en la Casa de Gobierno y participaron dirigentes de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Asociación de Maestros de Enseñanza Técnica (AMET), la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), según informaron fuentes sindicales.

Los voceros precisaron que las cuatro organizaciones elaboraron en forma conjunta una propuesta, por lo que en la reunión del miércoles habrá “un nuevo escenario y nuevo material para discutir”.

La propuesta no sólo tuvo en cuenta los porcentajes del salario inicial del docente y los tramos, sino también las condiciones de trabajo del maestro para atacar el “ausentismo docente”, detallaron los voceros.

En el nuevo encuentro paritario también participará la Ctera, más allá de la tensión abierta con el Gobierno tras haber desconocido la conciliación obligatoria. Durante la jornada, mientras se cumplía el paro, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, volvió a cuestionar la postura del sindicato y señaló que la Ctera debía “levantar la medida de fuerza”.

El funcionario sostuvo que el Gobierno hizo “esfuerzos realmente significativos con múltiples variantes desde el punto de vista de los plazos de negociación y desde los mecanismos de negociación”, pero reconoció que “obviamente, tenemos limitaciones en cuanto a la asignación de los recursos”.

La última propuesta salarial del Gobierno fue un aumento del 31 por ciento, pagadero en cuatro etapas de aquí a junio del 2015. La oferta implica para este año una mejora salarial del 22 por ciento en tres cuotas (12 por ciento en marzo, 5 por ciento en agosto y 5 en noviembre), más dos mil pesos como suma fija en carácter de presentismo.

La paritaria nacional establece el salario inicial, es decir lo mínimo que cobra un maestro que recién comienza a trabajar por un cargo de jornada simple. En base a ese número, en cada provincia se debe acordar el resto de la escala salarial.

 

Anterior Los puentes estaban mal emplazados y fueron determinantes en la tragedia
Siguiente Ariza: “Nuestra propuesta va a ser en el orden de no alterar el presupuesto provincial y no generar déficit”