Homenajes por un nuevo aniversario del natalicio de Fray Mamerto Esquiú


La Gobernadora Lucía Corpacci presidió este domingo los actos centrales en homenaje a Fray Mamerto Esquiú, en el 188°aniversario del natalicio del prócer catamarqueño. La ceremonia principal se realizó en Piedra Blanca, Fray Mamerto Esquiú,tierra natal del Orador de la Constitución, con la participación del vicegobernador Dalmacio Mera, ministros y el intendente Humberto Valdez.

En su homilía, el padre Oscar Tapia agradeció las presentaciones realizadas ante el Papa Francisco para pedir por la beatificación de Esquiú, y expresó su optimismo en que finalmente se concretará este viejo anhelo. Al referirise a la causa por la beatificación de Esquiú, que lleva ya más de 90 años, Tapia consideró que hay motivos para tener esperanzas, principalmente “porque tenemos un Papa argentino, que lo conoce, y pese a ser jesuita adoptó el nombre de Francisco”. Una vez concluida la misa, en un gesto inusual, los sacerdotes invitaron a la mandataria a dirigirse a los presentes para comentar su experiencia en Roma. Lucía recordó que la entrevista con Francisco fue gestionada por los vicegobernadores que integran el Parlamento del NOA, y una vez que estuvo acordada fue Mera quien la invitó a sumarse a la delegación, en una iniciativa que consideró de “enorme generosidad” Detalló entonces la tarea que desarrolla el Obispo de Roma los miércoles, día de audiencias, que fue precisamente el marco en el cual los recibió el último 23 de abril. Allí le entregaron al Pontífice muchísimas cartas de comprovincianos, y las 25.000 firmas reunidas para pedir por la beatificación. La mandataria dijo que el encuentro “fue muy emocionante” y tal como lo había comentado en su momento destacó que “Francisco transmite muchísima paz”. “Debe tener un don especial, porque transmite paz, transmite alegría y compromiso. Fue muy emocionante porque yo nunca pensé que iba a estar frente a un Papa, y menos frente a un Papa argentino”, sostuvo. Lucía reveló que cuando Dalmacio Mera le regaló a Francisco un libro de Esquiú, el Papa le contestó “es viejo”, pero no en referencia al regalo sino a la edición, porque conocía el escrito, lo que demuestra “que conoce perfectamente la vida y la obra de Esquiú”. Por estas razones, al igual que el padre Tapia, la Gobernadora dijo que “se está recorriendo un camino” hacia la beatificación del fraile, pero se mostró optimista en que esta aspiración de la feligresía se hará realidad. Luego, representantes de la Comisión Pro Beatificación de Esquiú agradeció a Mera por llevar el pedido a Roma, y el vicegobernador reiteró que hacerlo “no reviste ningún mérito, sino que fue un halago inmerecido”. Finalizada la ceremonia, las autoridades se trasladaron a la plaza central, donde depositaron ofrendas florales al pie del monumento que recuerda a Esquiú.

 

http://www.elesquiu.com/

Anterior Se jugó 1° fecha del Torneo Anual y 6 equipos hacen punta en la Tabla
Siguiente Algo huele mal en el campo de Etchevehere