Intendente de Belén pidió ayuda por la venta y consumo de drogas en escuelas

179

Indicó que directivos y otras autoridades de Educación solicitaron la intervención de la intendencia belicha, ante el incremento de consumo y comercialización de drogas, dentro y fuera de los colegios.

El intendente de la ciudad de Belén, Daniel “Telchi” Ríos se reunió el viernes con autoridades de la Fiscalía Federal, en la Capital, a quienes solicitó ayuda por el incremento de casos de consumo y comercialización de drogas dentro y fuera de las escuelas de esa ciudad.

En diálogo con El Ancasti dijo que “hasta ahora fue un secreto a voces, pero desde que la directora de una escuela secundaria y un supervisor vinieron a pedirme que intervenga porque se ven superados por la situación, vine a pedir ayuda a Fiscalía Federal y a hacer pública la problemática”.

Consideró que “todos, el Concejo Deliberante, la Policía, los juzgados y fundamentalmente los padres deben involucrarse y participar, así frenamos esto”.

“Todo comenzó tras una audiencia con la directora de la Escuela Secundaria N°85 y un supervisor. Me manifestaron que habían tomado conocimiento de una serie de circunstancias vinculadas con la venta y consumición de drogas adentro y afuera de la escuela”.

Sostuvo que los docentes “constataron una serie de cuestiones que les preocupó muchísimo, relacionado a que quienes venden droga están afuera (de las escuelas), pero usan a los alumnos para vender adentro. Por eso vine a pedir ayuda al fiscal Federal, que tiene competencia sobre este tipo de delitos”.

Adelantó que solicitará una audiencia con el juez Federal “para pedirle que por favor mande gente a Belén o conversen con las autoridades de las escuelas sobre lo que está sucediendo”. Consideró que los narcos “se están metiendo con los adolescentes en las escuelas”, y remarcó que “hay gente que utiliza a los chicos, que les provee (droga) hasta que ingresan en la adicción, y después los obligan a que vendan dentro de las escuelas organizando todo un círculo”.

Informó que las autoridades de la escuela “dijeron que tienen testimonios de alumnos sobre aprietes para que comercializar droga dentro y fuera de la escuela” e hizo hincapié en que “a la directora y al supervisor los noté preocupados, noté que están solos para luchar contra esto que nos supera a todos”.

Indicó que entre otras cuestiones la directora pidió que se convoque a las instituciones integrantes del Comité de Emergencia (COE) de Belén, para “trabajar sobre el tema” porque “estamos en presencia de hechos nuevos para nuestra ciudad, con situaciones que están dentro de las instituciones educativas y que requieren otro tipo de acciones”. Señaló que los docentes cuentan con “testimonios de chicos sobre aprietes, con material fotográfico de alumnos consumiendo y más”.
En este contexto sostuvo que con la habilitación de la ruta provincial 46, que une Belén con Andalgalá “nos están trayendo droga todos los fines de semana a Belén”.

El año pasado se había realizado un allanamiento

Un adolescente, de 16 años, fue demorado y dos sujetos quedaron detenidos por venta de droga en una escuela de Belén, hace aproximadamente un año.
El 26 de junio de 2018 personal de la Dirección Drogas Peligrosas de la Policía de la Provincia, que trabajaron conjuntamente con personal de la División de Operaciones Especiales Kuntur, y de los Grupos Antinarcóticos de Unidades Regionales (GAUR) de Tinogasta, Santa María, Andalgalá y Belén. Todos trabajaron a las órdenes del juez Federal Miguel Ángel Contreras, allanaron dos viviendas ubicadas en Sarmiento al 700 y en San Martín al 1400.
En los inmuebles, propiedad de las familias Aguiar y Contreras se encontró medio kilo de marihuana en un trozo o pan compactado, y cigarrillos de marihuana o “porros”, que estaban preparados para ser comercializados.
También se secuestró dinero en efectivo y ocho teléfonos celulares.
Uno de los detenidos contaba con antecedentes por venta de sustancia estupefaciente, en tanto que el adolescente sería el encargado de llevar la droga a su colegio, donde la revendía a sus compañeros.
Se pudo conocer que el narcomenudeo también era efectuado en su casa, donde las pesquisas apreciaron movimientos “a toda hora”, en coincidencia con lo manifestado por vecinos. Inclusive, operaban bajo la modalidad delivery.