Juntos por el Cambio sólo ganó en Córdoba y Caba

28

La alianza Frente de Todos ganó en 22 de las 24 jurisdicciones donde ayer se realizaron las elecciones nacionales primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso).

La fórmula que llevó como precandidato a la presidencia a Alberto Fernández, acompañado por Cristina Fernández de Kirchner, se impuso en 22 de las 23 provincias. Mientras, Juntos por el Cambio, con la fórmula encabezada por Mauricio Macri, secundado por Miguel Ángel Pichetto, sólo ganó en Córdoba y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba).

Entre las provincias donde perdió el oficialismo aparece Mendoza, donde el Frente de Todos ganó por 3,12 puntos.

De esa forma, le quitó a la coalición gobernante un bastión que había logrado mantener desde las Paso de 2015. En Santa Fe, en tanto, el Frente de Todos se impuso por una diferencia menor a los 10 puntos. El binomio Fernández-Fernández obtuvo el 43,6 por ciento de los votos, contra 33,8 por ciento de Macri-Pichetto (con el 95,8 por ciento de las mesas escrutadas).

La amplitud del resultado conseguido por el kirchnerismo a nivel nacional se sustentó, principalmente, en los guarismos que obtuvo en la provincia de Buenos Aires, donde se impuso con el 50,56 por ciento de los votos, frente al 30,01 de Juntos por el Cambio.

Además de Córdoba, la fórmula que postula la reelección a Mauricio Macri ganó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde obtuvo una diferencia de 11 puntos respecto al Frente de Todos.

Alberto Fernández logró imponerse con claridad en todas las provincias del norte del país, de tradición peronista, al igual que en los distritos patagónicos.