La defraudación a la OSEP por adulteraciones es de 20 millones


La suma corresponde a órdenes truchas y facturas adulteradas. Se detectaron facturas de médicos por un millón de pesos.

Ayer, Julio Cabur, interventor de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP), dio a conocer el modo en que se detectaron las irregularidades en la entidad, explicó el proceso desde el inicio de la detección de incrementos en los niveles de prestaciones, las falencias en los procesos de otorgación de compras y los desfalcos de montos millonarios de dinero que perjudicaron a la obra social.
En lo que va del proceso de investigación administrativa de la intervención, entre órdenes y facturaciones adulteradas, se concluyó que “hay una suma millonaria que asciende a los 20 millones de pesos de defraudación a la OSEP”, comunicó Cabur.
En cuanto al período en el que se advirtieron las maniobras irregulares, el interventor manifestó que “si vemos los últimos 4 años, observamos que sólo en tres oportunidades se han facturado 60 mil órdenes, esto fue en enero de 2010, febrero de 2011 y enero del 2012; y que casualidad que en diciembre del 2013 se baja a 67 mil sobre 100 mil del mes anterior”. Las comparaciones realizadas obedecen a que al haberse comenzado a conocer sobre los errores que había en el sistema y en el expendio de las órdenes el circuito de adulteraciones comenzó a desbaratarse.
A la vez que se advirtió que “en el análisis salta que hay facturaciones por sobre lo que normalmente se está vendiendo desde la obra social y las farmacias, en el 2013, cuando vemos que en las farmacias se vende 60 mil órdenes y se factura 90 mil, nos damos cuenta de que salían por fuera de la obra social y por supuesto que no le corresponde a la OSEP pagarlas”, explicó el interventor.
Según los cálculos realizados por los profesionales sobre las pérdidas que tenía mensualmente la OSEP, el interventor declaró a la prensa que “es de un 1,5 a 2 millones por mes, lo que estamos hablando son órdenes adulteradas, o truchas como las llaman, pero también hay prácticas donde el costo es mayor dado que las órdenes pueden ser desde una ecografía, radiografía y prácticas a ambulatorios”.

Modalidades
Entre las aseveraciones arrojadas por el interventor de la obra social se encuentra la revelación de un “circuito” integrado por actores de las diferentes áreas de la OSEP, entre ellos, “facturación, expendio y despacho”, situación que llevó a que cinco empleados fueran sumariados y separados de los cargos que ocupaban hasta la llegada de la intervención.
En cuanto a los motivos de los sumarios, Cabur señaló que “esas dos áreas están ya siendo investigadas por la Fiscalía de Estado con el sumario correspondiente, una es expendio de órdenes, porque una modalidad era la reimpresión de las órdenes, esto significa que a veces el sistema nos marca una orden de consulta a través de la cual la misma no salió bien y no se puede leer el código de barras, por lo que el expendedor lo reimprime y muchas veces queda, y eran usadas luego para hacer copias y demás; también se encontraron muchas órdenes reimpresas”.
Al advertir las falencias en el proceso de emisión se determinó, “separar al jefe del área de expendio de órdenes y se hizo la denuncia y se abrió el sumario administrativo, como así también al expendedor. El sistema de despacho también se cambió, se están tomando las medidas del caso en cada área que sospechamos que hay algo por las resoluciones mellizas y hasta trillizas”.

Culpas compartidas
Al momento de hablar sobre las responsabilidades que derivaron en el déficit económico de la obra social, Cabur explicó que las culpas son de ambas partes, de quien facturaba (Círculo Médico) y de la OSEP que pagaba las facturaciones.
Al respecto, expresó que “se tergiversan las cosas diciendo la OSEP es la culpable, y está bien, es la culpable por no tener un sistema único de referencia, por no contar con un sistema organizativo que no funcione como corresponde, por el tema de las auditorías y algunas cosas más, pero eso no le da derecho ni a los pacientes, ni a los prestadores y proveedores a usufructuarse de ese mal sistema. Entonces entramos directamente en un robo a mano armada a la OSEP, acá había una caja de Pandora donde todos veían el caramelito a mano y lo sacaban, es con alevosía el tema de las órdenes médicas”.
Continuando, el interventor dijo que “esto significa que no había control de ninguna de las dos partes, ni de OSEP, ni del Círculo Médico, todo era permisivo, llámesele culpabilidad, complicidad, lo determinará la Justicia. Pero también había gente del Círculo Médico que facturaba 42 veces la misma orden de manera manual y médicos que firmaban las fotocopias de las órdenes”, recordó el interventor.

Anterior Actividades en la Escuela Nº 263 “Provincia de Catamarca” de B° El Molino
Siguiente EL GOURMET FILMÓ EN BELÉN