La Naranja Mecánica, sin jugo ni aceite


› HOLANDA, ENVUELTA EN LA POLEMICA POR UN ESTILO SORPRENDENTEMENTE CONSERVADOR

Cuarenta años pasaron de aquel equipo deslumbrante del Mundial 1974.Las estrellas de entonces le pegan al actual entrenador, Louis Van Gaal, que no descartó poner cinco defensores si lo atacan con dos delanteros y busca resultados.

¿Qué quedó de aquella deslumbrante Naranja Mecánica que revolucionó el fútbol en el Mundial de 1974, hace cuarenta años, y cuya versión disminuida pero técnicamente admirable vino a perder la final del Mundial 1978? Aquel Totalvoetbal es un nostálgico recuerdo. El equipo correoso y violento que llegó a la final de Sudáfrica 2010 (¿cómo olvidar el patadón de De Jong aXabi Alonso?) orientado por Bert Van Marwijk ya no tenía nada que ver con aquella tradición y parece que esta versión 2014, conducida por el reputado Louis Van Gaal, está mucho más alejada inclusive.

Van Gaal, campeón con el Ajax a mediados de los ’90 y luego entrenador del Barcelona (en donde le bajó el pulgar a Juan Román Riquelme), se convirtió en el foco de las críticas en Holanda, primer rival de España en el Mundial de Brasil, por su declarado abandono del fútbol ofensivo con el que solía identificarse al actual subcampeón del mundo en la década del ‘70. Una semana antes del inicio del Mundial, ex estrellas de la selección anaranjada, como Arie Haan y Ronald Koeman, arremetieron contra el entrenador después de que Holanda venciera 2-0 en un amistoso con Gales, el miércoles, sin convencer.

“Frente a Gales no, pero frente a España podríamos salir castigados con una actuación como ésa”, advirtió Koeman, actual entrenador del Feyenoord, con la vista puesta en el debut mundialista, el próximo viernes 13 de junio, ante el campeón del mundo, reeditando la final de Johannesburgo.

En el esquema 4-3-3 diseñado por Van Gaal ante Gales, Arjen Robben, el capitán Robin van Persie (que sólo jugó un tiempo, lastimado) y Wesley Sneijder quedaron como únicos jugadores ofensivos, un retroceso en el “fútbol total”.

El ex internacional Arie Haan calificó de “pecado capital tirar eso por la ventana después de 40 años”. “Todavía no encontramos jugadores libres adelante”, criticó Robben tras el choque en Amsterdam.

Van Gaal (foto) se mostró indiferente ante las críticas. “A mí me contrataron para ganar partidos –se defendió–. Aún tenemos un par de días hasta el partido con España. Es entonces cuando debemos estar preparados.”

Enredada en el intenso debate que ha suscitado la decisión de Van Gaal, que ya anunció que renunciará al clásico 4-4-2 por un dibujo con cinco defensores cuando se enfrente a rivales con dos delanteros, Holanda se olvidó de brillar. Pero la victoria 2-0 sobre los galeses se sumó al triunfo 1-0 sobre Ghana, el sábado pasado en Ro-tterdam, y el controvertido entrenador ofrece ese carnet como mejor argumento para la discusión.

Anterior Para que todos tengan jubilación
Siguiente Investigan el abuso sexual de una mujer insana en Belén