“Misión cumplida”, dijo Donald Trump luego del ataque con misiles a Siria

18

Se difundieron versiones encontradas sobre las motivaciones y consecuencias de la acción bélica.

Estados Unidos, el Reino Unido y Francia hicieron una demostración de fuerzas a Siria y sus aliados en un “ataque de precisión” contra objetivos militares sirios, que estuvo lo suficientemente calculado como para evitar una escalada del conflicto, aunque no una dura reacción de Rusia y China.
Al hablar en la VIII Cumbre de las Américas, en Perú, el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, consideró que los ataques fueron “abrumadores y exitosos”, y envían el mensaje de que el gobierno del presidente Donald Trump no tolerará el uso de armas químicas contra civiles.
El ataque tuvo como objetivo almacenes de armas y un centro de investigación científica utilizado, según el Pentágono, para la investigación, producción y prueba de armas químicas y biológicas.
“Un ataque perfectamente ejecutado”, aseguró el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un tuit en el que agradeció a Francia y al Reino Unido por su “sabiduría y por el poder de sus buenos ejércitos”.
“No podía haber tenido un mejor resultado. ¡Misión cumplida!”, agregó, usando las mismas palabras elegidas en 2003 por el entonces presidente de Estados Unidos, Geroge W. Bush, tras la invasión a Irak.
Rusia, el aliado más poderoso de Siria, convocó una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y denunció que el objetivo fue echar por tierra los esfuerzos para alcanzar un acuerdo de paz.

Segundas intenciones
Agregó que con este ataque, Estados Unidos y sus aliados dan un respiro a los grupos extremistas y rebeldes que en los últimos meses han ido perdiendo territorio ante los avances de las tropas sirias y sus aliados.
El presidente ruso, Vladimir Putin, se quejó de que Occidente haya atacado Siria por una denuncia de un supuesto ataque químico horas antes de que lleguen los investigadores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) a corroborar si existió el ataque.
Rusia denunció que el reclamo de Occidente fue una puesta en escena de Londres para provocar la reacción de Estados Unidos y recordó que no se han hallado rastros del uso de ese tipo de armas en Duma.
“Las buenas almas no serán humilladas”, tuiteo el presidente sirio, Bashar al Assad, que fue arropado por cientos de manifestantes a favor del gobierno en varias ciudades del país.
Siria afirmó que unidades de defensa aérea derribaron 71 de los 103 misiles lanzados por Estados Unidos y sus aliados.
Sin embargo, esa información fue rechazada por el Pentágono, en una conferencia de prensa en la que funcionarios subrayaron que fue un “único ataque” y brindaron detalles de la operación.
“Los cohetes alcanzaron exitosamente cada objetivo”, afirmó la vocera del Pentágono Dana White.
Asimismo, el teniente general Kenneth McKenzie, director del Estado Mayor Conjunto en el Pentágono, rechazó las informaciones que apuntan que el sistema antimisiles sirio logró interceptar varios de los misiles lanzados y resaltó que no se tiene constancia de que Rusia actuara en ningún momento para evitar el ataque.
“Los rusos no tienen capacidad de veto en nada de lo que hacemos. No colaboramos con ellos en Siria. Pero no queremos un enfrentamiento con Rusia, ni ellos con nosotros”, subrayó McKenzie.
Los funcionarios de Defensa de los países involucrados en el ataque dieron diferentes versiones.
El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo en un comunicado que el objetivo del ataque era el “arsenal químico clandestino” del gobierno sirio.
El secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, admitió que no tienen pruebas de que Siria haya usado gas sarín el 7 de abril en Duma, aunque sí dijo tener información de que se utilizó cloro, un producto químico que tiene usos legítimos.

Críticas mundiales

Líderes de todo el mundo reaccionaron con críticas al gobierno del presidente Bashar Al Assad, por el presunto uso de armas químicas en Siria, y a EEUU por liderar un ataque con misiles contra el país asiático, en el que el gobierno de Washington estuvo acompañado por el Reino Unido y Francia.
Uno de los primeros países en salir a condenar el ataque de la entente occidental fue China: “Cualquier acción militar unilateral que eluda al Consejo de Seguridad es contraria a los propósitos y principios de la Carta de la ONU y viola los principios y normas básicas del derecho internacional”, indicó un comunicado emitido por una portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying.
Rusia, por su parte, confirmó que no usó sus defensas en el ataque de Estados Unidos.
“Nuestros sistemas antiaéreos no fueron usados. Ningún misil (aliado) entró en la zona” defendida por Rusia, dijo en una rueda de prensa el jefe de operaciones del Estado Mayor ruso, Serguéi Rudskoi.
Sin embargo, las defensas rusas desplegadas en la base aérea Jmeimim y en el puerto de Tartus, en la provincia siria de Latakia, “fueron puestas en alerta de combate”, mientras que “cazas rusos sobrevolaban” la zona, precisó el general.
Egipto, por su parte, expresó su “gran preocupación” por las consecuencias de “la escalada militar en Siria” tras la acción conjunta de esta madrugada de Estados Unidos, Francia y Reino Unido.
La canciller alemana, Angela Merkel, expresó su apoyo a Estados Unidos y sus aliados, y calificó al ataque como “necesario y proporcionado”.
El papa Francisco se mostró “preocupado por Siria”, en una conversación que tuvo este sábado con el patriarca ortodoxo de Moscú, Cirilo, en la que ambos religiosos hablaron de “frenar la guerra” en el país asiático.
Irak consideró “muy peligroso” el ataque contra posiciones sirias debido a que las consecuencias las padecerán los “ciudadanos inocentes” de Siria.

Apoyo de Macri
En tanto, jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la Cumbre de las Américas de Lima apoyaron, directa o indirectamente, los bombardeos lanzados en Siria.
Sin referirse directamente a los ataques de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, el presidente Mauricio Macri también reiteró la condena de la Argentina al uso de armas químicas en Siria.
En un tono similar al de Macri se manifestaron los presidentes de Chile, Sebastián Piñera; de Brasil, Michel Temer, y de México, Enrique Peña Nieto.
El gobierno venezolano, en cambio, condenó “enérgicamente” el ataque “unilateral” y “despiadado” y señaló que con esta acción “violan abiertamente la soberanía, el derecho a la vida y todos los derechos humanos” del pueblo sirio.