Ni los helicópteros están a salvo en Ucrania


› UN GENERAL Y AL MENOS TRECE SOLDADOS MURIERON EN EL ATAQUE DE MILICIANOS PRORRUSOS CERCA DE SLAVIANSK

El presidente de Ucrania dijo que el helicóptero militar había sido alcanzado por un proyectil de bazooka lanzado por los milicianos cerca de Slaviansk, bastión separatista y epicentro de combates y ataques en el este ucraniano.

os milicianos prorrusos mataron a un general y al menos a trece soldados ucranianos en la zona de Slaviansk al abrir fuego sobre un helicóptero de las fuerzas armadas, informó el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchinov. “Hoy recibí información, desde el mismo Slaviansk, acerca de que los terroristas derribaron un helicóptero que llevaba soldados de relevo. Catorce militares han muerto, incluido el general Kulchitski”, señaló Turchinov. El mandatario dijo que el helicóptero militar había sido alcanzado por un proyectil de bazooka lanzado por los milicianos prorrusos cerca de Slaviansk, uno de los más irreductibles bastiones separatistas y epicentro de combates y ataques en el este ucraniano.

Turchinov dijo estar seguro de que las fuerzas armadas y los órganos de seguridad llevarán hasta el final la “operación de limpieza de terroristas” y detodos los criminales. “Serán liquidados o se sentarán en el banquillo de los acusados”, subrayó el mandatario interino. Según el Ministerio del Interior ucraniano, el aparato derribado transportaba, además de efectivos, munición y alimentos. Los separatistas afirmaron, por su parte, que provocaron la caída de otro helicóptero cerca de Slaviansk, aunque no precisaron si hubo víctimas mortales en el ataque. El gobierno interino nada dijo sobre este segundo hecho.

“Derribamos un helicóptero del ejército ucraniano. En este momento hay acciones militares en el pueblo de Mandrichino (en las afueras de Slaviansk) y se incendiaron varias viviendas de civiles”, informaron los rebeldes a laagencia de noticias rusa Interfax. “El primer helicóptero sobrevolaba las casas, se oyeron disparos, empezó a salir humo (de la aeronave) y se precipitó al suelo”, apuntó un testigo. El segundo helicóptero cayó en Andreyevka, un barrio de la periferia de Slaviansk, señalaron varias personas a la agencia rusa Rusia Today.

En paralelo, el alcalde del gobierno en Slaviansk y líder de los separatistas, Vyacheslav Ponomarev, informaba que los cuatro observadores europeos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que se encontraban desaparecidos, están en su poder y prometió liberarlos pronto. Ponomarev dijo a Interfax que los secuestrados están bien, pero no adelantó ninguna condición para su liberación. El martes, la OSCE reportó que había perdido contacto con uno de sus grupos de observadores desde el lunes a la tarde.

La última información que tenía era que estaban en la provincia de Donetsk, una de las dos regiones del este ucraniano que hace casi dos meses vivió un levantamiento separatista, que terminó con una declaración de independencia y un pedido formal para ingresar a Rusia. Después de la crisis en la península de Crimea y de la rápida anexión rusa de ese territorio ucraniano en marzo, la OSCE envió misiones de observadores para relevar la situación en la ex república soviética, especialmente en el este rusoparlante.

No es la primera vez que Ponomarev toma como rehenes a un grupo de observadores europeos. A fines de abril, el líder separatista prorruso sorprendió al mundo: dio una conferencia de prensa junto a diez miembros de una misión europea de verificación auspiciada por la OSCE. En ese momento dijo que los europeos no eran sus rehenes, sino sus invitados, e invitó a Europa a negociar su liberación. Días después, los hombres quedaron en libertad y la popularidad de Ponomarev continuó creciendo entre los sectores más radicalizados del movimiento rebelde.

Desde entonces, la ciudad de Slaviansk se convirtió en la primera línea de combate y en el objetivo principal de la “operación antiterrorista” del ejército ucraniano. La agencia ucraniana Unian informó sobre la suspensión de la fase activa de la operación antiterrorista en Slaviansk y Kramatorsk y anunció su disposición a crear un corredor humanitario para facilitar la salida de la población civil de Slaviansk. “La dirección de la operación antiterrorista (como denomina el gobierno de Kiev a la ofensiva militar) está dispuesta a actuar para la evacuación de los civiles pacíficos de Slaviansk”, dijo Vladislav Selezniov, portavoz del gobierno ucraniano. El vocero denunció que “los dirigentes ilegítimos de Slaviansk” habían anunciado sus planes de sacar ayer mismo a cerca de 200 niños de la ciudad sin consultar con las fuerzas ucranianas, que asedian desde hace varias semanas ese bastión de la rebelión prorrusa en el sureste de Ucrania.

Anterior “Me da tranquilidad y alivio”
Siguiente Doce nuevas condenas contra represores