“No ganamos por el calor”


GINOBILI PUSO PAÑOS FRIOS A LAS QUEJAS DE MIAMI

La rotura del aire acondicionado y la deshidratación de LeBron James fueron el eje de la polémica de la final de la NBA.

Puede resultar paradójico, pero a los Heat los afectó el calor. La rotura delsistema de aire acondicionado del AT&T Center pasó a ser el tema central luego de la primera final de la NBA, que San Antonio ganó 110-95, luego de que la estrella de Miami, LeBron James, sufriera una deshidratación que le provocó calambres que no le permitieron terminar el encuentro. Unos acusaron al calor, pero desde San Antonio la respuesta fue que la temperatura influyó en los dos equipos por igual.

Como en el parquet, Emanuel Ginóbili salió a marcar la cancha con las declaraciones. “El calor se sintió, pero no creo que haya tenido influencia. Los dos equipos lo sufrimos. No ganamos el partido por el calor, lo hicimos porque todo el equipo jugó un gran partido y además Green surgió con su mejor toque de muñeca”, indicó Ginóbili, una de las figuras de los Spurs, con 16 puntos, 11 asistencias y 5 rebotes. El bahiense volvió a ser clave para su equipo, cuando anotó los primeros tres triples que lanzó, que abrieron la férrea defensa de Miami.

A pesar de que aseguró que no tomaba estas finales como una revancha de lo sucedido el año pasado, Ginóbili lo tiene siempre presente. “No hice mi mejor básquet en las pasadas finales y ahora me siento muy feliz por el buen partido que pude completar”, declaró el escolta argentino, que como es costumbre valoró más el aspecto colectivo que lo individual: “Además, lo más importante fue que mi actuación ayudó al equipo a conseguir la victoria”.

Sin embargo, Ginóbili le puso un freno a la euforia al recordar el comienzo de la serie pasada. “Volvemos a tener 1-0, pero ya vimos lo que sucedió. Los Heat son un equipo que siempre lucha y tiene todos los elementos para remontar”, analizó el bahiense, que brindó la fórmula para seguir con la buena racha. “Lo que tenemos que hacer es conseguir que volvamos a jugar mejor todos dentro del equipo”, remarcó.

El segundo encuentro de la serie, ya con el sistema de aire acondicionadodel AT&T reparado, se llevará a cabo mañana, con la duda del estado físico de James. Sin embargo, el astro de Miami aseguró que ya está recuperado luego del suero que le suministraron y dispuesto a ayudar a su equipo. Esta vez, el calor no será excusa.

Anterior Una mirada al Mundial desde la escuela
Siguiente Los aliados recuerdan el desembarco en Normandía