Nueva reunión con amenaza de paro


› EL GOBIERNO Y LOS DOCENTES VOLVERAN A ENCONTRARSE ESTA TARDE POR LAS PARITARIAS

Capitanich aseguró que la negociación se definirá rápido y reiteró que, si no hay acuerdo, el aumento saldrá por decreto. En ese caso, un congreso de Ctera adelantó un paro de 48 horas el 5 y 6 de marzo, los dos primeros días de clase.

La Ctera anunció que irá a un paro de 48 horas el 5 y 6 de marzo si no hay acuerdo en la paritaria nacional y el Gobierno fija por decreto el salario inicial docente. La medida fue votada en vísperas de que se retomen las negociaciones, lo que sucederá esta tarde a las tres, en el Ministerio de Educación. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, anticipó que el tema se definirá rápidamente y reiteró que, si no hay acuerdo, el Poder Ejecutivo hará una “manifestación unilateral” respecto del piso salarial de los maestros.

En el encuentro participarán la federación docente de la CTA y las cuatro organizaciones con representación nacional de la CGT de Antonio Caló: Sadop (de maestros particulares), AMET (de enseñanza Técnica), CEA y UDA. Por el Gobierno fue confirmada la presencia del ministro de Educación, Alberto Sileoni, y de Capitanich, a quienes podrían agregarse los titulares de Economía, Axel Kicillof, y el de Trabajo, Carlos Tomada.

Ayer, representantes de la Ctera de todo el país hicieron un congreso en el que dieron mandato a la conducción del gremio para convocar al paro de dos días, tras ratificar el pedido de un 35 por ciento de aumento. También insistieron en que se incluya una cláusula de monitoreo por inflación, con la idea de revisar el estado de los salarios a mediados de año, para cuando –siempre según el pedido gremial– el pago del aumento debería haberse completado.

La negociación está en un cuarto intermedio desde el viernes, cuando el Ejecutivo propuso un 22 por ciento en tres cuotas –la última en el mes de noviembre–, para llevar el salario inicial a 4100 pesos. A ese monto ofreció agregar, por otra parte, dos mil pesos por presentismo.

En la conferencia de prensa que da todas las mañanas, Capitanich expuso algunos números sobre la discusión salarial. El funcionario indicó que sólo el dos por ciento del casi millón de docentes cobran el salario inicial, ya que es el que corresponde a un maestro de grado que recién se inicia y trabaja jornada simple. Otro dato que planteó es la mejoría de los sueldos en los últimos años. “La recuperación del poder adquisitivo del salario real, tomando el peor índice de precios al consumidor elaborado por la oposición, es equivalente al 71 por ciento”, aseguró.

En defensa de la propuesta del 22 por ciento, también reseñó la inversión que el Gobierno viene haciendo en la educación de manera directa e indirecta, cercana “al 9 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI)”, sumadas “ciencia y técnica y la seguridad social asociada a la inclusión social educativa”. El jefe de Gabinete agregó que la Asignación Universal por Hijo “potencia la educación y la salud”, a lo que sumó el plan Progresar y la adjudicación de net-

books, por lo que pidió “reconocer la asignación de estos recursos y los alcances de esta política de transformación para mejorar la calidad educativa”.

Si se toma en cuenta la distancia entre la propuesta oficial y los reclamos (22 por ciento contra un 35 pedido por Ctera y un 61 por ciento los sindicatos cegetistas), la posibilidad de un final acordado parece improbable. Así viene sucediendo en los últimos dos años, en los que el Gobierno terminó fijando el aumento docente por decreto.

Anticipándose a este panorama, los dirigentes de la Ctera advirtieron que además del paro llevarán una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) porque la decisión unilateral vulnera el sentido de la paritaria. La huelga nacional de 48 horas, de concretarse, coincidirá y potenciará las medidas de protesta que preparan los gremios a nivel provincial, en el marco de las paritarias por distrito.

Anterior Comenzó la construcción del puente sobre el río Villa Vil
Siguiente Corpacci con intendentes