“Pretenden que la sociedad confunda a los responsables del terrorismo de Estado con las víctimas”


EDITORIAL DE LA NACIÓN

El secretario de DDHH, Martín Fresneda, se refirió al editorial publicado por el diario La Nación -en el que se celebró la absolución del juez e Mar del Plata Pedro Hooft- y recalcó que tuvo por objetivo “confundir a los lectores”.

Fresneda remarcó, en diálogo con Télam, que detrás del editorial   titulado “La justicia prevaleció sobre la venganza” se esconden personas “que pretenden generar en el pueblo argentino una voluntad de retroceder en materia de memoria, verdad y justicia”.

En el texto sin firma -que representa la línea editorial del matutino La Nación- sobre el fallo que devolvió a Hooft a sus funciones -aunque sigue imputado por delitos de lesa humanidad- se aseguró que esa causa es “la contundente prueba de una causa armada desde el poder kirchnerista para sustentar el relato parcial y tuerto de aquellos sangrientos años de plomo”.

En la misma nota se afirmó que el kirchnerismo utilizó los juicios de la Memoria “como un ariete e instrumento de venganza para destruir o intentar hacerlo con todas aquellas personas o instituciones que no se encolumnaron detrás de su maniquea visión”.

A todas esas afirmaciones respondió Fresneda quien, además de secretario de Estado, es hijo de desparecidos de la “Noche de las Corbatas”, caso por el que se investigó a Hooft.

“Lo que hizo el gobierno nacional fue tomar un reclamo histórico de las víctimas del terrorismo de Estado”, señaló.

“Me gustaría saber quiénes son los que escriben eso para decirles que faltan demasiados argentinos, que muchos fueron torturados, asesinados, desaparecidos. Nos faltan nietos. Hay demasiado como para que alguien desde un medio, o desde un editorial, se atreva no solamente a faltar a la verdad sino también a poner en duda el dolor de todos los argentinos”, agregó.
En la misma línea, Fresneda se preguntó: “¿Cómo pueden decir que los juicios son venganza? ¿Cuál es el concepto de venganza? ¿Utilizar los mecanismos constitucionales del Estado de derecho es venganza?”.

También le respondió a quienes se manifestaron a favor de Hooft, entre ellos Julio Strassera, quien fuera fiscal del juicio a las juntas militares: “¿Qué hubiera hecho Strasera si tuviera a sus familiares desparecidos? ¿A dónde hubiera acudido si no es ante la justicia para encontrar verdad?”.

“Ahora resulta que denunciar ante la justicia es venganza. En realidad, este tipo de notas lo único que pretende es confundir a los lectores, a la sociedad, entre quiénes fueron los responsables del terrorismo de estado y quiénes fueron las víctimas”.

El editorial de La Nación también se refirió a “numerosos oficiales de las Fuerzas Armadas, hoy presos políticos por la venganza oficial, que en su condición de jóvenes militares enfrentaron a las organizaciones terroristas en la guerra interna que vivió el país con un saldo de dolor y muerte por ambos sectores enfrentados”.

Por su parte, Fresneda remarcó que “decir que las víctimas eran todos guerrilleros es la gran mentira que siempre quisieron instalar y por la cual justificaron un genocidio. Que este editorial diga que los juicios al terrorismo de

Estado han generado presos políticos, es un agravio inaceptable para la institución de la justicia, para todos y cada uno de los jueces que respetaron el debido proceso”.

Y concluyó: “Decir que todas estas personas que asesinaron, violaron y mataron son presos políticos agravia la inteligencia, la honradez de un pueblo y por sobre todas las cosas a la democracia. Que se hagan responsables quienes acaban de decir semejante barbaridad. La sociedad quiere saber quiénes tienen este pensamiento”.

Anterior Cine Móvil en el Norte Grande de Belén
Siguiente Se jugó una nueva fecha en los veteranos