Proponen crear un registro público provincial de abusadores sexuales

15

Los que figuren en él no podrán trabajar en instituciones deportivas, educativas o sociales.

Hoy, en Legislatura provincial será presentado un proyecto que tiene como finalidad crear el “Registro Permanente de Agresores Contra la Integridad Sexual en el ámbito del Poder Judicial de la Provincia de Catamarca”. Este último será el que determinará el organismo responsable de llevarlo a cabo.

Según su iniciador, el diputado Juan Denett, este registro se formará con los datos personales, físicos, fecha de condena, pena recibida y demás antecedentes del historial delictivo de los condenados por delitos contra la integridad sexual contemplados en el Código Penal Argentino y leyes complementarias.

El objetivo es informar a las víctimas, posibles víctimas, organismos judiciales, de seguridad y ampliar el marco preventivo para la comunidad en general con el objeto de que puedan tomar los recaudos necesarios para desenvolverse, teniendo pleno conocimiento de si existe peligro en su barrio o ciudad. “Estos recaudos son para nuestros hijos, hijas, esposas, hermanos, madres”, expone Denett en el proyecto.

“Si bien es una medida  que podría considerarse polémica, la finalidad que tiene este proyecto es resguardar los derechos de todos los ciudadanos y otorgarles una herramienta para prevenir este tipo de conductas delictuales”, comentó el funcionario.

Inhibición absoluta

A su vez, en el presente proyecto se establece la inhabilitación absoluta de aquellos condenados por delitos contra la integridad sexual para desempeñar tareas, cualquiera fuese su naturaleza, en establecimientos educativos públicos y privados de todos los niveles, instituciones deportivas, recreativas, culturales y sociales.

 

Estadísticas

En lo que hace a estadísticas de delitos sexuales en nuestra provincia, son preocupantes. De acuerdo a las últimas cifras de la Fundación Observatorio de Seguridad Ciudadana, en 2016 Catamarca fue la provincia que registró la tasa más alta de delitos contra la integridad sexual. Por entonces, la tasa era de 21.3 denuncias cada 100.000 habitantes y la provincia registró una tasa de 81,4. Hubo 326 víctimas. Es decir que el registro catamarqueño fue superior en un 282,7 %.

En contraste, en relación con las violaciones, en 2016 a nivel nacional la tasa fue de 8,5 y en Catamarca de 3,5 con 14 víctimas.

A nivel nacional, entre noviembre de 2016 y febrero de 2018, el programa “Las Víctimas contra la Violencia” atendió 2842 denuncias telefónicas por abuso sexual, de las cuales 2094 (74%) correspondían a niños, niñas y adolescentes y el 26% a personas adultas que habían sido abusadas siendo menores. El 45% de las denuncias eran de la Cuidad Autónoma de Buenos Aires y el 55% del resto del país.

Según el ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, en 2018, siete de cada diez víctimas menores de 18 años eran niñas. De ellas, el 38% eran menores de 11 años. El 68,6% de las víctimas son 2094 niños, niñas y adolescentes.

El 64% de los agresores son personas del ámbito familiar de la víctima (padre, padrastro, tío o abuelo, entre otros). La forma más frecuente son los manoseos seguidos por violación.

“Luego del caso Thelma Fardin, en la provincia se registró un incremento de denuncias penales por hechos de abusos”, remarcó Denett.

“De  más  está  decir  que  los  números  son  alarmantes  y  que  detrás  de  cada situación  de  abuso hay  una  vida  que  no  vuelve  a  ser  la  misma,  lo  que  debe comprometernos  a  todos  en  el  establecimiento  permanente  de  un  programa que  combata  este  flagelo  desde  todas  sus  aristas  y  con  cada  uno  de  los actores involucrados”, añade el funcionario en el proyecto.

Recientemente, tras la modificación del artículo 72 del Código Penal Argentino, se hacen de orden público este tipo de delitos sexuales contra menores de edad. La acción contra la Justicia podrá ser iniciada por cualquier persona y el Estado estará obligado a investigar.

“Por eso, es necesario que los vecinos estén informados y sepan  quiénes son aquellas personas condenadas por delitos contra la integridad sexual, para tomar todas las precauciones y medidas correspondientes”, agrega Denett.

Abierto al público

La creación de este registro en nuestra provincia, con los datos de los condenados por delitos contra la integridad sexual abierto al público en general, busca ser una herramienta más con  la  que  cuente  la  sociedad  en  cuanto  a  la seguridad  ciudadana,  fortaleciendo  la lucha contra los delitos de índole sexual, promoviendo la prevención y dando un claro mensaje a quienes los comentan.
“Los  casos  de  abuso  sexual  tocan  las  más  intimas  fibras  de  la  sensibilidad social,  nos  indignan  y  enojan  porque  se  ataca  la  dignidad  de  una  persona aprovechando  la  vulnerabilidad  de  la  víctima,  haciendo  daño  de  una  manera cruel, con marcas que no sólo quedan en el cuerpo sino que también permanecen en la persona que las sufre por el resto de su vida”, finalizó Denett.