Sabella recupera a sus soldados


PRIMERA PRACTICA DE LA SELECCION ARGENTINA EN BELO HORIZONTE

Ezequiel Garay y Pablo Zabaleta, dos de los defensores titulares que venían golpeados, pudieron entrenarse ayer en forma normal, aunque en medio del hermetismo. Hoy se abrirán las puertas y unas 4000 personas podrán presenciar el ensayo.

Desde Belo Horizonte

Tras la cálida bienvenida a la ciudad que la albergará durante el Mundial, la Selección cumplió ayer su primera práctica en las instalaciones del predio Cidade do Galo, y la buena noticia para el entrenador Alejandro Sabella es que podrá contar con todos sus defensores durante estos días previos al debut ante Bosnia el próximo domingo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. Ezequiel Garay logró superar la molestia que sufría en su muslo derecho y ayer hizo fútbol en espacios reducidos junto con Pablo Zabaleta, quien llegó a Brasil con un traumatismo en el tobillo izquierdo. Ninguno de los dos defensores jugó los amistosos disputados por la Selección en el Monumental y en el Estadio Unico de La Plata, frente a Trinidad y Tobago, y Eslovenia, respectivamente. Por lo que en ninguno de los dos casos, el DT de la Selección consiguió parar en la cancha al que considera su equipo ideal, y que sería el del debut mundialista frente a Bosnia: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Garay, Federico Fernández y Marcos Rojo; Fernando Gago, Javier Mascherano y Angel Di María; Lionel Messi, Higuaín y Sergio Agüero.

Esta primera práctica del equipo argentino, en la que el plantel realizó ejercicios livianos y luego trabajos tácticos, se realizó a puertas cerradas y con un máximo hermetismo. Los pocos curiosos que se acercaron hasta el lugar se quedaron con las ganas de ver a Lionel Me-ssi y compañía. Sin embargo, ese gusto podrán dárselo hoy porque, desde las 18, la Selección abrirá su entrenamiento en el estadio Independencia de Belo Horizonte, que fue sede en el Mundial de 1950, donde sí podrán ingresar los curiosos locales y argentinos que ayer intentaron en vano espiar a los jugadores. Para ello, se repartirán 4000 entradas gratuitas.

Los que si pudieron ver algo de lo que ocurría dentro del predio fueron los periodistas y fotógrafos que encontraron un punto alto en las cercanías de la Cidade do Galo y desde allí lograron realizar a distancia su trabajo. Advertido de la situación, Sabella y el coordinador de Selecciones, Carlos Salvador Bilardo, también jugaron a espiar a los periodistas, observando la escena con binoculares.

Los que ayer no trabajaron con el grupo fueron los delanteros Higuaín, quien todavía no se recuperó de una molestia muscular; Rodrigo Palacio, que continúa su recuperación tras el esguince en el tobillo izquierdo que sufrió frente a Trinidad y Tobago; y el volante Lucas Biglia, quien sufre una molestia muscular. En otro grupo aparte trabajaron los arqueros Romero, Mariano Andújar y Agustín Orion.

Pese a que falta un solo día para el inicio del Mundial en San Pablo, el clima todavía se percibe un poco frío entre los brasileños. Si bien tanto en los kioscos callejeros y de venta de diarios se pueden apreciar distintos artículos, desde camisetas brasileñas hasta llaveros y gorras, y en algunos comercios se han decorado las instalaciones con los colores del país anfitrión, la gente de a pie, los taxistas y hasta los empleados de los hoteles parecen interesarse poco en lo que se avecina.

Distinta es la percepción de los hinchas visitantes colombianos, iraníes y hasta griegos que se hacen notar en los aeropuertos y las calles de esta ciudad. Los colombianos son mayoría y recorren en grupos numerosos las calles del centro. No ocultan su simpatía por los hinchas argentinos y agradecen el hecho de que un argentino, José Pekerman, les haya devuelto la ilusión de volver a jugar una Copa del Mundo.

Anterior Piden latinos con fritas
Siguiente Suspendido hasta que termine su juicio