lunes, octubre 21, 2019
Santa Fe: se impone el peronista Perotti y el socialismo perdería la...

Santa Fe: se impone el peronista Perotti y el socialismo perdería la provincia después de 12 años

15

“De confirmarse la tendencia, felicitamos a quien ha sido el ganador de las elecciones”, dijo Antonio Bonfatti, candidato socialista, cerca de las 22. El candidato de Cambiemos, José Corral, queda en el tercer lugar

El peronismo se encamina al triunfo en Santa Fe y, de confirmarse la tendencia, volverá a gobernar la provincia después de 12 años de gestión socialista. Omar Perotti se impone frente a Antonio Bonfatti por una diferencia de cuatro puntos y queda a un paso de lograr el triunfo.

Atrás, en un tercer lugar lejano, se ubica José Corral, el candidato de Cambiemos que recibió el respaldo de las principales figuras del gobierno nacional. Incluso del presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Con el 64,91% de las mesas escrutadas, Perotti se impone 40,45% de los votos frente a Bonfatti, que llega al 36,45%. En el tercer escalón se ubica José Corral 18,74%. 

“De confirmarse la tendencia, felicitamos a quien ha sido el ganador de las elecciones”, dijo Bonfatti unos minutos antes de las 22. El reconocimiento de la derrota fue claro más allá de la especulación sobre el resultado final. El socialismo asume que perdió la provincia. 

El candidato socialista dijo que son “respetuosos de la voluntad popular” y dijo que estará “a disposición para trabajar por los santafecinos”. Además, resaltó la importancia de haber obtenido intendencias importantes como la de la ciudad capital.

Antonio Bonfatti junto al actual gobernador Miguel Lifschitz  (@AntonioBonfatti)

Antonio Bonfatti junto al actual gobernador Miguel Lifschitz  (@AntonioBonfatti)

El socialismo gestionó la provincia de Santa Fe desde hace 12 años. Hermes Binner (2007-2011), Antonio Bonfatti (2011-2015) y Miguel Lifschitz (2015-2019) gobernaron bajo el paraguas del Frente Progresista, espacio en el que el socialismo se fusionó con la Coalición Civica y un sector del radicalismo.

La candidata natural del socialismo era la actual intendenta de Rosario, Mónica Fein, pero desistió de afrontar el desafío y este domingo compitió por un lugar en el Senado de la provincia. Su lugar lo ocupó el ex gobernador Bonfatti, que durante su gestión enfrentó la peor etapa de la inseguridad generada por la pelea entre grupos criminales y bandas narcos. Un problema que atormentó al socialismo en los últimos años.

Omar Perotti junto a su compañera de fórmula, Alejandra Rodenas

Omar Perotti junto a su compañera de fórmula, Alejandra Rodenas

Bonfatti enfrentó este domingo a Omar Perotti, quien venció en las PASO a María Eugenia Bielsa y luego logró su respaldo para afrontar las elecciones generales. El ex intendente de Rafaela y actual senador nacional compitió con el respaldo de todo el peronismo, luego de acordar con los representantes del kirchnerismo y el Frente Renvador en la provincia.

El peronismo busca esta noche dar el golpe en un distrito electoral clave como es Santa Fe y volver a gobernar de la mano de Perotti y su compañera de fórmula, la ex jueza Alejandra Rodenas. El último gobierno del PJ fue entre el 2003 y el 2007, y lo llevó adelante la dupla integrada por Jorge Obeid y María Eugenia Bielsa.

José Corral, el candidato de Camebiemos en Santa Fe (Carolina Niklison)

José Corral, el candidato de Camebiemos en Santa Fe (Carolina Niklison)

El candidato del gobierno nacional quedó atrapado en la polarización en las PASO y los primeros resultados de este domingo dan cuenta que sufrirá la misma situación que un mes y medio atrás. José Corral salió tercero en las primarias y volverá a ocupar el mismo lugar. La derrota es una nueva cacheta a la gestión de Mauricio Macri, que desde que comenzó el año solo ganó en Jujuy con el actual gobernador Gerardo Morales.

Las ciudades clave en la elección son Rosario, Santa Fe, Reconquista, Rafaela y Venado Tuerto. Allí están concentrados la mayor cantidad de votantes. En el oficialismo provincial estiman que pueden lograr una buena elección en cuatro de ellas. Descuestan Rafaela, donde Perotti ganará sin inconvenientes. Si la cuenta del socialismo sale bien, al final del camino encontrará el triunfo. Sin embargo, la carga de los primeros datos no son alentadores.

María Eugenia Bielsa apoyó a Omar Perotti luego de perder la interna

María Eugenia Bielsa apoyó a Omar Perotti luego de perder la interna

En el peronismo, en cambio, están expectantes por el resultado pero, con el pasar de las horas, sobre todo después del cierre, se entusiasmaron por las buenas noticias que les llegaban de los primeros colegios en los que se escrutó. 

Tanto en el socialismo como en el peronismo advierten que el resultado final es imposible de predecir. Saben que la pelea es voto a voto. No hay margen para especulaciones y análisis prematuros. Por eso en ninguno de los dos búnkers se animan a adelantar cuál será el resultado.

Roberto Sukerman, candidato a intendente de Rosario (@robertosukerman)

Roberto Sukerman, candidato a intendente de Rosario (@robertosukerman)

El peronismo santafecino llegó a la jornada electoral con la convicción de que pueden ganar la provincia y hacer una elección muy buena en Rosario, donde Roberto Sukermancompite por la intendencia contra el radical Pablo Javkin, el favorito para ocupar el municipio de la ciudad más importante de la provincia.

En el entorno de Sukerman están convencidos de que pueden ganar la ciudad y de que el triunfo peronista, entrada la madrugada, puede darse en los dos frentes: Rosario y la provincia de Santa Fe. El dirigente peronista espera marcar la diferencia en los barrios rosarinos mientras Javkin apuesta a hacerse fuerte en el centro de la ciudad.

El candidato a intendente de Rosario del Ftrente Progresista, Pablo Javkin

El candidato a intendente de Rosario del Ftrente Progresista, Pablo Javkin

La elección santafecina impactará de lleno en el escenario nacional, donde el peronismo podría cosechar un nuevo triunfo a nivel nacional y la vía del medio, representada por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, recibiría un golpe indirecto por la derrota del socialismo, principal socio en la coalición.

En cambio, si el socialismo logra imponerse al final de la jornada respirará aliviado después de un enfrentamiento desgastante y mantendrá su poderío en Santa Fe. Ese posible resultado sería un alivio para el gobierno nacional, que desde el inicio del año ve como el peronismo se fortalace en base a la unidad de los principales sectores del movimiento nacional.