Santos corteja a verdes y conservadores


› EL PRESIDENTE Y ZULUAGA TEJEN ALIANZAS PARA EL BALLOTTAGE EN COLOMBIA

El mandatario colombiano dijo que los “acercamientos” con dos de los que fueron sus rivales en las urnas el pasado domingo, la izquierdista Clara López y el candidato verde Enrique Peñalosa, se dan por afinidad de ideas.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confió ayer en poder aliarse con la izquierda, los verdes y algunos conservadores para sellar su reelección en la segunda vuelta electoral del próximo 15 de junio. En una entrevista con Caracol Radio, el mandatario dijo que los “acercamientos” con dos de los que fueron sus rivales en las urnas el pasado domingo, la izquierdista Clara López y el candidato verde Enrique Peñalosa, se dan por afinidad de ideas. “Hay una identidad espontánea, natural, en muchos temas donde compartimos plenamente objetivos y esos acercamientos van evolucionando naturalmente, sin forzarlos y sin ningún tipo de componenda política”, aseguró Santos, que es el candidato de la coalición oficialista de la Unidad Nacional.

Además de objetivos, López y Peñalosa comparten con Santos, según dijo el presidente, una serie de “prevenciones” comunes: “Ninguno de los dos cree que al país le convenga que la extrema derecha llegue al poder, que tiene una forma de hacer las cosas con el ‘todo vale’ que nadie acepta”. De esta forma se refirió a su rival en la segunda vuelta, el candidato del movimiento uribista Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, quien invitó a sumarse a su campaña a la candidata conservadora Marta Lucía Ramírez, con quien comparte puntos de vista.

“Poco a poco se van a ir decantando los resultados, se van a ir trasladando las fuerzas que votaron por estos dos candidatos (López y Peñalosa) que hicieron muy buenas campañas hacia este sector, lo mismo que muchos de los conservadores con los cuales hemos hecho muchísimo a través de laUnidad Nacional”, auguró Santos. “A los conservadores los veo cada vez más entusiasmados en apoyar esta campaña”, dijo, en referencia a un grupo de parlamentarios del Partido Conservador que impugnó la elección de Ramírez como candidata y que son partidarios de apoyar a Santos.

En la misma entrevista, Santos reconoció que este desfavorable resultado es “responsabilidad del candidato”, mientras que en Blu Radio admitió que subestimó el escenario. “Nos confiamos en que los resultados que teníamos se vendían solos y no movimos a los dirigentes regionales”, declaró. También afirmó que no se siente perdedor, pero está convencido de que la segunda vuelta sí está “ganada” porque “la inmensa mayoría del país quiere la paz”. Asimismo, el presidente consideró que si gana Zuluaga, quien de ser elegido prometió suspender temporalmente el proceso de paz hasta que las FARC no cesen la actividad armada, las conversaciones van a “explotar en mil pedazos”.

Por su parte, Zuluaga ofreció ayer una rueda de prensa para referirse al tema que seguramente marque estas tres semanas de campaña, el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), así como para “abrir la puerta” a las otras opciones políticas. El candidato uribista hizo hincapié en la promesa de campaña que defendió desde que fue elegido en la convención del Centro Democrático: la suspensión de las conversaciones con las FARC en La Habana hasta que la guerrilla no declare un cese el fuego permanente.

Zuluaga intentó mostrarse como “un amigo de la paz” al plantear que los jefes guerrilleros involucrados en crímenes de lesa humanidad puedan pagar penas reducidas de seis años de cárcel mientras que los rebeldes rasos que no hayan cometido graves delitos podrían no ir a prisión. Además, dejó las “puertas abiertas” a los tres candidatos que no lograron pasar a la siguiente vuelta para sellar “acuerdos programáticos”. En su discurso de victoria del domingo, Zuluaga invitó expresamente a unirse a Ramírez, con quien coincide en muchos puntos de vista y de quien destacó su “liderazgo, talante y vocación patriótica”.

Sin embargo, las alianzas para la segunda vuelta están aún por definirse. Mientras López afirmó que decantarse por aliarse con Santos o con Zuluaga es “una decisión muy compleja” porque los dos representan un “modelo económico injusto”, la Unión Patriótica, el partido de su compañera de fórmula, la candidata a la vicepresidencia Aída Avella, no descartó sumarse a la propuesta de paz del presidente. El partido de López, el Polo Democrático Alternativo (PDA), estudiará en una reunión cuál será su postura, dado que hay fuertes cuestionamientos a los candidatos que pasaron a la segunda vuelta. “Estamos en conversaciones en el interior de nuestro partido y vamos a hablar con todos los sectores. Queremos consolidar el proyecto de la izquierda, que se profundice. Así es que eso aún no se ha decidido. Tenemos a dos candidatos que son contrarios a nuestro planteamiento. Nuestro programa estuvo fundamentado en la necesidad de hacer un viraje en el modelo económico. Claro que hay diferencias en materia de relaciones internacionales y paz y eso entrará en la discusión”, expresó López en eldiario La Tercera de Chile.

En tanto, Peñalosa reconoció que ambos candidatos “finalistas” lo contactaron para buscar su respaldo, lo que consideró “normal”, al dejar claro que la Alianza Verde va a hacer política para poder influir de alguna manera en el cambio del país, pero que también se puede quedar “al margen”. Ramírez, por su parte, dijo que quisiera que Zuluaga lea el sentir de los colombianos en referencia a los acuerdos de paz, ya que “nadie cree el proceso de la manera en que se está haciendo, pero todos quisiéramos un proceso que concluya satisfactoriamente para el país”. La candidata conservadora contó que Zuluaga se comunicó con ella y le dijo que se sentía muy identificado con su proyecto.

Zuluaga ganó las elecciones del pasado domingo al lograr un 29,25 por ciento de los votos frente al 25,69 por ciento de Santos, seguidos por Ramírez (15,52 por ciento), López (15,23 por ciento) y Peñalosa (8,28 por ciento).

Anterior Con la lupa sobre los formadores de precios
Siguiente “Estamos muy ilusionados”