Se estrelló un avión en Etiopía con 157 personas a bordo: no hay sobrevivientes

15

ADÍS ABEBA.- Un avión de Ethiopian Airlines en el que viajaban más de 150 personas se estrelló hoy poco después de despegar desde la capital de Etiopíahacia Nairobi.

La noticia fue anunciada por la aerolínea, que no brindó detalles sobre las causas del siniestro. En un primer comunicado, la empresa indicó que 149 pasajeros y ocho miembros de la tripulación iban a bordo del Boeing 737 que se accidentó seis minutos después de partir de Adís Abeba en dirección a la capital de Kenia.

“Confirmamos que nuestro vuelo ET 302 de Adís Abeba a Nairobi sufrió hoy un accidente”, indicó Etiopian Airlines en un comunicado. “Creemos que hay 149 pasajeros y ocho tripulantes a bordo pero estamos confirmando detalles sobre los pasajeros que tomaron el vuelo”, agregó. Tiempo después, confirmó que no había sobrevivientes.

Si bien no hay información concreta sobre las víctimas, la televisora estatal EBC reportó que los pasajeros eran de 33 nacionalidades distintas y un vocero de la aerolínea señaló que entre los muertos había 32 keniatas y 17 etíopes.

El siniestro ocurrió cerca de Bishoftu, o Debre Zeit, a unos 50 kilómetros (31 millas) al sur de la capital, poco después de despegar a las 08:38 de la mañana, agregó la aerolínea, que también señaló que “las operaciones de búsqueda y rescate siguen en marcha y no hay información confirmada sobre los sobrevivientes o posibles víctimas”.

Por su parte, un comunicado separado de la oficina del primer ministro etíope ofreció sus “profundas condolencias” a las familias.

La aerolínea estatal Ethiopian Airlines, considerada la mejor gestionada de África, se autoproclama la mayor del continente y ambiciona convertirse en la puerta de entrada a la región.

El último accidente mortal de un avión de pasajeros de Ethiopian Airlines fue en 2010, cuando uno de sus aparatos se estrelló también minutos después de despegar de Beirut. Entonces, murieron las 90 personas que viajaban a bordo.

Lo ocurrido hoy se produjo tras la promesa del primer ministro, el reformista Abiy Ahmed, de abrir la aerolínea y otros sectores a la inversión extranjera en una importante transformación de la economía etíope, controlada por el gobierno.