“Se extinguen los focos más violentos”


LOS MAYORES DISTURBIOS AFECTAN A UN 8 POR CIENTO DE VENEZUELA, SEGUN DIJO EL PRESIDENTE MADURO

El opositor Capriles, gobernador de Miranda, confirmó que hoy concurrirá a la reunión a la que convocó Maduro en Miraflores. Son once los muertos y 130 los heridos a causa de las protestas.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó que el asesinato de un estudiante en San Cristóbal, la capital del estado andino de Táchira, se produjo en una “guarimba” (protesta) y no en un asalto, como señaló el alcalde opositor de esa ciudad, Daniel Ceballos. De este modo, son once las muertes durante las protestas opositoras. El presidente también destacó que los focos violentos comenzaron a extinguirse tras afectar, según dijo, a un 8 por ciento del país. Maduro sostiene que las protestas buscan desestabilizar al país para provocar un golpe de Estado. El líder opositor venezolano Henrique Capriles advirtió que las protestas continuarán en las calles si el gobierno no atiende las demandas de los manifestantes. El gobernador de Miranda confirmó que hoy concurrirá a la reunión a la que convocó Maduro en el palacio presidencial a los integrantes del Consejo Federal, instancia que reúne a autoridades de los gobiernos nacional y regional.

Maduro advirtió a su vez que la Justicia llegará a cada uno de estos “guarimberos” (manifestantes) que están provocando violencia en el país, ante el aplauso de varios centenares de personas de la tercera edad, convocados a un festival por la paz en Venezuela y en respaldo a su gobierno, en los jardines del Palacio Miraflores. En una alocución ante los ancianos, Maduro dijo que el joven Danny Vargas murió cuando fue acuchillado por “un señor humillado” previamente por los manifestantes.

Según el mandatario, cuando Vargas pretendía pasar por una barricada, en la cual no participaba, llegó al lugar una persona que había sido agredida allí y lo mató con un arma blanca. Ceballos publicó ayer por la mañana en su cuenta de Twitter que Vargas, estudiante de contaduría en la Universidad Católica del Táchira, fue asesinado con un arma blanca durante un robo y no durante una protesta estudiantil en la localidad.

Sin dejar de fustigarse, el gobierno y la oposición multiplicaron los llamamientos a que las demostraciones se efectúen sin recurrir a la violencia, que además de los muertos dejaron más de 150 heridos y decenas de detenidos. Tras los enfrentamientos de anteayer por la tarde en la plaza Altamira, en el municipio caraqueño de Chacao, donde hubo gases y piedras a granel y, según algunas fuentes, perdigones de plomo durante la noche, el líder opositor Henrique Capriles dijo ayer que los manifestantes continuarán en la calle hasta que sean escuchados.

Estudiantes y opositores presentaron una agenda de demandas donde exigen la liberación de los detenidos en las protestas y del dirigente opositor Leopoldo López, así como la conformación de una comisión parlamentaria, con la fiscalía y los tribunales, y que haya justicia para todos los caídos y reprimidos. Capriles destacó que la oposición demostró su carácter no violento en la masiva concentración en Caracas. “Ayer (por el sábado) millones te dieron un mensaje, Nicolás, son pacíficos pero no pendejos. Las protestas seguirán hasta que atiendan sus planteamientos”, escribió el líder opositor en su cuenta de Twitter.

El ex candidato presidencial por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) advirtió que, con sus órdenes para reprimir las protestas, Maduro compromete a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), la policía militarizada que encabezó las operaciones para contener las manifestaciones. “A los guardias nacionales que me siguen por esta red Nicolás los está hundiendo en el sentimiento popular. Está volviendo leña (destrozando) la GNB”, señaló.

“Mañana (por hoy) en la tarde hay Consejo Federal, está en la Constitución, queremos su transmisión en cadena y que el país vea y escuche la verdad”, agregó Capriles, tras advertir que no aceptará monólogos presidenciales en el encuentro entre autoridades nacionales y regionales.

Por otra parte, el director de Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, aseguró que esa organización registró 539 detenciones relacionadas con protestas estudiantiles. Todos los casos fueron asistidos por el Foro Penal, informó. El estado donde se produjeron más detenciones es Miranda, con 156. Le siguen Lara, con 149; Zulia, con 55; Carabobo, con 50, y el Distrito Capital, con 22 aprehensiones.

Romero dijo al canal Globovisión que la organización se encuentra en proceso de realizar exámenes médicos para sustentar las denuncias de torturas de quienes se encontraban privados de libertad con motivo de manifestaciones. Por otra parte, frente a las denuncias de uso de armas de fuego que se endilgan ambos sectores en pugna, Romero se limitó a decir que los casos de heridos de balas son diversos.

El funcionario dijo que la muerte de Geraldine Moreno es un caso especial, porque está relacionada con la represión directa de un cuerpo de seguridad del Estado. El gobernador del estado venezolano de Carabobo, mayor retirado Francisco Ameliach, lamentó ayer profundamente el deceso de la muchacha, ocurrido anteayer tras haber sido herida de bala el jueves pasado, y pidió dar con los autores materiales e intelectuales del hecho.

Anterior Diego, a la TV: Maradona comentará el Mundial con Víctor Hugo Morales
Siguiente Una red de fibra a punto de iluminarse