“Si fueron machos para pegarle, que ahora se banquen la cárcel”


Julieta Rossi, la novia de Fernando Báez Sosa, estuvo este miércoles a la mañana pegando carteles para exigir justicia por el joven asesinado por un grupo de 10 rugbiers en Villa Gesell.

La joven, entre lágrimas, dijo: “Yo tomo alcohol y no salgo a matar gente. Eso es una conducta violenta”.
Además, Julieta sostuvo que “si estas once personas, diez o las que sean, no me interesa, fueron machos y fuertes para cagar a piñas a una persona hasta matarla, qué bueno que sea así, porque significa que van a poder afrontar la cárcel perfectamente. Porque es donde van a terminar”.

Narró que “lo estaba esperando y nunca volvió. Cuando salí estaba en el piso, no me dejaron acompañarlo ni darle la mano ni nada. De esa noche no puedo contar nada más”.
Definió a Fernando como “una persona amorosa, no tenia maldad. Era gracioso y divertido, me hacía reír siempre. Siempre trataba de que todo el mundo esté bien, le gustaba bailar, cocinar. Nunca se hubiera peleado. Fue con sus amigos a bailar y ahora todos le echan la culpa al alcohol. Yo tomo alcohol y no salgo a matar gente. Eso es porque cuando están sobrios son así de violentos, de asesinos”.

Por último recalcó entre lágrimas: “Queremos que el tema no se olvide, para eso son los carteles”. La joven convocó a una sentada con velas en la puerta de la casa de Fernando, en Recoleta, en Pueyrredón 1879, este jueves a las 18.00 horas.

Anterior Peñarol Negro y Bayer del Sol ganaron la 1° Semifinal del Vóley de Verano
Siguiente Información a tener en cuenta sobre la Tarjeta Alimentaria