Un cabildo contra la inflación


› ORGANIZACIONES SOCIALES PLANTEARON ALTERNATIVAS PARA COMBATIR LA SUBA DE PRECIOS

Empresarios, dirigentes políticos y sindicales, entidades del agro, defensores de los consumidores e intelectuales participaron del primer Cabildo Abierto para ofrecer opciones heterodoxas contra las subas injustificadas de precios.

Creación de un consejo estatal y multisectorial de análisis de la formación de precios, puesta en marcha de mercados populares con participación de organizaciones sociales, sistemas de distribución directa desde el productor al pequeño y mediano comercio y apoyo a las iniciativas legislativas para agilizar las multas a los comercios que violen el acuerdo de precios. Con esa línea programática se realizó ayer el primer Cabildo Abierto para la Convocatoria Económica y Social por la Argentina, que reunió a empresarios, dirigentes políticos, sindicatos, entidades del agro e intelectuales que se manifestaron en contra de la “especulación financiera y la irracional suba de precios generada por quienes detentan el poder económico y los resortes de la economía”.

A pleno sol del mediodía, se reunieron frente al Cabildo porteño más de 300 personas, con la presencia de referentes de distintos espacios cercanos al Gobierno, con la intención de dejar una marca en la cancha donde se juega el partido que tendrá su definición en 2015. Participaron los diputados del FpV Héctor Recalde, Juan Cabandié y Liliana Mazure, y del Frente Nuevo Encuentro, Juan Carlos Junio, Carlos Raimundi y Edgardo Form; el titular de una de las CTA, Hugo Yasky; su par de la CGE, Ider Peretti, y el presidente de la CNV, Alejandro Vanoli. También lo hicieron los intelectuales Horacio González y Norberto Galasso; el titular del Suterh, Víctor Santa María; el secretario de la Cgera, Raúl Zylberstein, y el del gremio de docentes de la provincia de Buenos Aires, Roberto Baradel. El Movimiento Evita, La Cámpora y 300 organizaciones se sumaron.

Un amplio grupo de referentes de distintos espacios se había reunido la semana pasada con el secretario de Comercio, Augusto Costa, para explicar la iniciativa y recibir precisiones sobre la marcha de Precios Cuidados. Ayer, frente al histórico Cabildo, no hubo discursos sino que se leyó un documento que explicó el porqué de la convocatoria. “Los golpes de mercado nos han dejado varias enseñanzas. La primera es que no atacan a un gobierno determinado, sino que su objetivo va mucho más allá. Los grupos concentrados no soportan compartir la riqueza nacional”, dice.

Proponen abrir nuevas sedes del Mercado Central y apoyan las iniciativas legislativas para que el Estado gane eficiencia en el control de precios, como el proyecto de ley de Recalde. “Traté de homogeneizar las multas y que tengan un ajuste automático según la movilidad jubilatoria. La reforma constitucional de 1994 fortaleció todas las leyes preexistentes para la defensa del consumidor y queremos que se apliquen. Hay que buscar mecanismos de articulación para ponerles límite a los abusos del poder corporativo”, dijo Recalde a este diario. “Vamos a recorrer los barrios para ampliar la convocatoria y lograr más adhesiones”, se entusiasmó Ider Peretti, mientras que Daniel Moreira, de la Asociación Pyme, dijo que el encuentro fue para “seguir dando batalla contra los grandes formadores de precios y posicionar al pueblo como gran protagonista”.

También asistieron entidades de defensa del consumidor como Deuco, que dirige Pedro Bussetti. “Las organizaciones en conjunto vemos amenazada la posibilidad de construir ese país justo y solidario, al enfrentarnos con los grandes grupos concentrados de la economía”, señaló Bussetti.

El escenario económico que se configuró en el verano fue el disparador del encuentro. La fuerte suba de precios que las empresas aplicaron en diciembre, con el recambio de autoridades en Comercio, junto a la disparada posterior a la devaluación de enero, en un contexto de marcado deterioro de las reservas del Banco Central, fue un llamado de atención.

“Esto nace como respuesta a la ofensiva de las corporaciones, que fue económica y política porque, montándose en la devaluación, decidieron ir sobre los ingresos de los trabajadores. Hoy por hoy, la cuestión central es llamar la atención de la sociedad y convocarla frente a esta cuestión de los precios como mecanismo de las corporaciones para apropiarse de la riqueza”, señaló Junio “en representación del movimiento cooperativo”, según definió. Rubén Manusovich, de Fedecámaras, planteó que “queremos seguir defendiendo lo que se consiguió en esta década”. En tanto, Vanoli dijo que “la idea es convocar al pueblo contra la especulación, y en ese sentido la madre de todas las batallas es evitar que haya aumentos injustificados de precios”.

Anterior Seis muertos por el terremoto en Chile
Siguiente Las FF.AA. de Brasil investigan su pasado