Una causa anulada en la Corte


EL MAXIMO TRIBUNAL DEJO SIN EFECTO UNA DENUNCIA CONTRA CABLEVISION

Supercanal (del Grupo Vila-Manzano) había iniciado una querella contra la empresa del Grupo Clarín por prácticas anticompetitivas. Los jueces de la Corte Suprema criticaron al juez mendocino Walter Bento, que le había dado impulso a la causa.

La Corte Suprema firmó su segunda sentencia a favor del Grupo Clarín desde que reanudó sus plenarios a principios de mes. Después de fallar que el Estado tiene que darle publicidad oficial a Canal 13, ayer anuló todo lo actuado en una denuncia de la empresa Supercanal (del Grupo Vila-Manzano) contra Cablevisión por prácticas anticompetitivas y ordenó archivar la causa. El alto tribunal acusó al juez mendocino Walter Bento de haber hecho “una creación ex nihilo” (de la nada) para “fundar su competencia” en el caso “e irrumpir en la ajena”.

Bento, juez federal de Mendoza, había aceptado tramitar el amparo de Supercanal y tuvo protagonismo mediático cuando allanó las oficinas de Cablevisión en Capital Federal asistido por la Gendarmería, lo que derivó en una intervención de la empresa con un coadministrador. Supercanal acusaba a Cablevisión de abusar de su posición dominante, fijar precios en forma artificial, promover ofertas con precios predatorios (por ejemplo, vendiendo abonos a menor costo que sus competidores) y manipular la grilla de canales. Esas conductas anticompetitivas ocurrían en Salta. Quien frenó las medidas de Bento fue la sala II de la Cámara en lo Civil y Comercial porteña, famosa por sus cautelares a favor de Clarín, contra la ley de medios. En ese tribunal tramita la discusión por la fusión de Cablevisión y Multicanal y dijo que todo debía ir de la mano, como alegaba Cablevisión.

Cuando le tocó dictaminar, Gils Carbó puso el foco en la Cámara Civil y Comercial: allí, dijo, se cometió una irregularidad al pretender trasladar la causa que tramitaba en Mendoza para adosarla, además, a un expediente administrativo donde ese tribunal interviene por las cuestiones de defensa de la competencia. La sensación que dejaba era que todo apuntaba a beneficiar a Cablevisión. La Corte, en cambio, decidió apuntarle al juez Bento, para dejar entrever que intentó beneficiar al grupo Vila-Manzano o –visto de otro modo– para perjudicar a Cablevisión. El fallo dice que es la propia Supercanal la que en su demanda relaciona las prácticas anticompetitivas con la estructura fusionada Cablevisión-Multicanal, y acusa a esa empresa de pretender “interferir” en el proceso ante la Cámara Civil y Comercial y al juez de hacerle el juego.

El fallo está firmado por todos los jueces del alto tribunal excepto Raúl Zaffaroni, que estaba ausente con aviso. “El Poder Judicial, por su naturaleza, no puede ser jamás el poder invasor, el poder peligroso, que comprometa la subsistencia de las leyes y la verdad de las garantías que tiene por misión hacer efectivas y amparar”, dice el texto, como crítica al juez Bento. Lo responsabilizan de que, al haber hecho lugar al amparo, generó una “objetable duplicación de actuaciones judiciales con objetos procesales superpuestos”.

Para la Corte, por empezar, Supercanal no podía “peticionar directamente ante el Poder Judicial que Cablevisión sea disuelta, liquidada, desconcentrada o dividida”.

En su momento, Gils Carbó, además de señalar que –a su entender– la Cámara en lo Civil y Comercial no debía acumular la causa judicial mendocina con un expediente administrativo sobre la fusión empresaria, advirtió que ese tribunal le había asignado todo ese paquete al juez Francisco de Asís Soto a dedo, sin hacer un sorteo de juzgado, algo que había sido denunciado como una práctica frecuente en ese tribunal cuando tramitaba la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La Corte no mencionó este punto.

En definitiva, con términos muy duros, en un tono similar al que usó días atrás en la causa da favor de Canal 13, la Corte declaró nulas todas las actuaciones del juez Bento y ordenó archivar la causa. La Corte aclaró que la discusión por la decisión del Ministerio de Economía de hacer cesar la autorización para la fusión Cablevisión-Multicanal sigue en la célebre Cámara Civil y Comercial, la de los viajes a Miami.

Anterior En 2014 destinarán $ 636 millones para nuevos trabajos de infraestructura y mantenimiento
Siguiente Exitoso Consejo Regional de Salud y de Trasplante en Catamarca